Nota de prensa: El informe “Creando miedo” recoge los casos de 30 víctimas por discrepar con los lobbies LGTBI

Nota de prensa: El informe “Creando miedo” recoge los casos de 30 víctimas por discrepar con los lobbies LGTBI

El informe pretende manifestar la incoherencia de reclamar derechos para un colectivo al mismo tiempo que se limitan la libertad de expresión y de conciencia de la sociedad en general

Se recogen ataques a la libertad de educación, a la Justicia, a la Iglesia, a las libertades individuales, de expresión, de prensa, a la medicina y a la familia

La Asociación Enraizados, una voz católica en la vida pública, ha elaborado un informe sobre las víctimas de las legislaciones que el lobby LGTB ha impulsado. El informe hace hincapié en varios ataques ocurridos tras la promulgación de leyes calificadas como de “igualdad y género”, y que camuflan, a juicio de la Asociación, una ideología totalitaria que persigue a todo aquél que piensa de forma diferente. El informe revela ataques en los ámbitos de la educación, la justicia y la religión, así como sobre todo el abanico de libertades de la sociedad española (y mundial en algún caso).

Entre los casos que reflejan ataques contra la educación, el informe recoge el sufrido por Carlos Martínez, director del colegio Juan Pablo II de Alcorcón, que se tradujo en un acoso continuado con noticias falsas sobre la escuela, con el fin de provocar su cierre. Asociación Enraizados denuncia también otros casos en los que ya no sólo los educadores y los colegios sino los propios padres son sustituidos por el Estado “a la hora de ejercer la libertad de elección de la educación y desarrollo sexual de sus propios hijos, todo ello dirigido y tutelado bajo el control por parte de las asociaciones afines a las nuevas líneas de ingeniería social”.

Entre los ataques contra la justicia, Asociación Enraizados recoge la llamada «sentencia Cassandra» en el que la asociación Arcópoli denunció a la Fiscalía por dirigirse a la persona transgénero Cassandra por su “nombre asignado al nacer”; se daba el caso de que esta persona transgénero era procesada por la Fiscalía por un presunto delito de ofensa a los sentimientos al humillar en las redes sociales a las víctimas de terrorismo.

Este informe también destaca los ataques que la Iglesia y sus representantes. Recoge el caso de Monseñor Juan Antonio Reig Pla, Obispo de Alcalá de Henares, denunciado por presunta ¨provocación a la discriminación¨, y en que el juez competente finalmente dictaminó que sus palabras no contenían una injuria a los homosexuales en general ni tampoco una llamada a la discriminación por su orientación sexual; o el del Arzobispo de Valencia, Cardenal Antonio Cañizares, cuyas palabras, de acuerdo con lo determinado por el juez que falló a su favor ¨no incitan al odio, ni contra la violencia contra los colectivos o la discriminación»

El informe tiene particular relevancia en el contexto de la celebración del llamado «Orgullo Gay», que alega celebrar la libertad de pensamiento y expresión, ya que recoge múltiples casos en los que tal libertad fue vulnerada por los propios colectivos homosexuales y las llamadas leyes de «igualdad». José Castro Velarde, Presidente de la Asociación Enraizados, revela que “la libertad de expresión se ve coartada, a veces con métodos agresivos por las llamadas leyes de igualdad y no discriminación; y resulta paradójico que los que estos días celebran sus derechos pretendan negarlos a aquellos que tienen otra visión de la vida. Si ellos se han sentido perseguidos, debieran ser los primeros en evitar los errores que hayan sufrido en sus personas”.

El informe puede descargarse en el siguiente enlace:

https://dev.enraizados.org/wp-content/uploads/2018/07/victimas-de-ley-LGTBI_vf.pdf

 

Creando miedo: sanciones LGTBI contra los que disienten

Creando miedo: sanciones LGTBI contra los que disienten

LGTBI=Apisonadora de libertades

La Asociación Enraizados ha realizado un informe que resume los ataques a la libertad por parte de los colectivos LGTBI a través de las leyes que han impulsado.

¿Será sancionada por ello?

Este informe pone a la luz que el objetivo de estas leyes no es la igualdad o ayudar a un colectivo en dificultades sino imponer una visión de la vida a toda la sociedad. Por ello aquellos que enseñan o manifiestan tener otras ideas son sancionados.

El informe se irá actualizando periódicamente con otros ataques pero en estos días que algunos celebran lo que llaman «Orgullo gay» y que lejos de ser unos días de alegría y fiesta sana, son un pretexto precisamente para aplicar como una apisonadora la definición de Orgullo que nos da la Real Academia de la Lengua en su acepción número 2: «Arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia, que suele conllevar sentimiento de superioridad», la Asociación Enraizados lanza la primera versión.

Un determinado colectivo minoritario, el LGTBI, se arroga la representación exclusiva de personas con una orientación sexual (sin votaciones de ninguna parte) y nos impone a todos, por un «sentimiento de superioridad» su particular visión de la vida.

Ya no hay mujeres ni hombres, ya no hay niños ni niñas. En el baño de tus hijas podrá pasar quien se sienta mujer o trate de vivir como tal.

No se te ocurra enseñarle a tu hijo que el sexo es algo biológico que impregna todo tu ser pues serás sancionado.

No se te ocurra seguir las enseñanzas de un tal Cristo que vivió hace veinte siglos pues serás sancionado.

No se te ocurra alentar a los padres de esta forma de ver la vida por muy respetuoso que seas pues serás sancionado.

En este informe podemos conocer casos reales de personas y de colectivos que ya han sido penados por no comulgar con las ideas de los lobbies LGTBI.

Puedes ver el informe en este enlace

La inconstitucionalidad de estas leyes es manifiesta. Del proyecto llevado al Congreso de los Diputados los mismos letrados de la Comisión de Igualdad han detectado 23 posibles puntos inconstitucionales aparte de otras 14 ilegalidades.

Hay ataques contra la libertad de educación: a Colegios; a profesores de religión; de filosofía; de biología. Se amenaza con perder el puesto de trabajo o el concierto.

Hay ataques contra los jueces

Hay ataques contra los Obispos que ya han sido objeto de varias amenazas y denuncias por seguir la enseñanza de Cristo.

Hay ataques contra la libertad de expresión y contra la libertad de prensa. Varios periodistas expedientados y multados.

Ataques contra la familia y medicina.

Se trata ya de vidas, de personas concretas, de hombres, mujeres y niños, padres e hijos, que han sido violentados por no compartir las ideas del lobby homosexualista.

Reaccionemos