Los nacionalistas se habrían quedado sin mayoría si se aplicase una representación más proporcional

Los nacionalistas se habrían quedado sin mayoría si se aplicase una representación más proporcional

elecciones catalanas 2017

La circunscripción catalana íntegra habría dado 65 escaños a los nacionalistas (-5) y 59 (+2) a los constitucionalistas

Los Socialistas, Comunes, CUP y PP habrían aumentado 2 escaños cada uno

Aparecería el PACMA con un escaño

Algo se ha debatido en los últimos años a nivel nacional sobre la ley electoral. Es una demanda de los partidos minoritarios lograr una mayor proporcionalidad entre votos y diputados. En la campaña de las elecciones catalanas de este jueves se ha vuelto a debatir sobre la necesidad de mejorar el sistema.

En este artículo explicamos el resultado que se hubiera producido si la circunscripción electoral en vez de la provincia fuera Cataluña en su conjunto. Recordemos que Barcelona, por población, se encuentra infrarrepresentada. Pues bien, si la circunscripción electoral fuera Cataluña y aplicando el sistema D´Hont, el resultado habría sido el siguiente, comparado con el real:

135 diputados TCO REAL DIFERENCIA
Cs 35 37 -2
JUNTSxCAT 30 34 -4
ERC 29 32 -3
PSC 19 17 2
CatComú-Podem 10 8 2
CUP 6 4 2
PP 5 3 2
PACMA 1 0 1
135 135 0

Como se ve, el sistema actual beneficia, como se sabe, a los partidos más votados. Y especialmente a los más votados en aquellas provincias que no son Barcelona. Por eso el más beneficiado del sistema actual es la lista de Puigdemont, seguida por la de ERC y finalmente Ciudadanos. Los perjudicados son los otros tres partidos con representación y el PACMA, que pierde el único representante que tendría en caso de aplicar la circunscripción global,

El resultado entre nacionalistas y no nacionalistas (dejando aparte a Comunes y Pacma) habría sido:

TCO       REAL      DIFERENCIA

CONSTITUCIONALES       59          57          2

NACIONALISTAS               65          70          -5

COMUNES/PACMA          11          8             3

Es decir, los nacionalistas quedarían lejos de la mayoría absoluta aunque la formación de un nuevo gobierno sería bastante compleja.

El aplicar o no la ley D´Hont en este ejercicio teórico es de menos relevancia. Si se aplicase una representación proporcional sin tener en cuenta D´Hont, el resultado sería el mismo salvo porque el PP obtendría seis diputados y perdería uno Junts per Catalunya. Aunque alguno pensará que con estas exiguas diferencias, un diputado más o menos no es baladí.

Explicamos a continuación la forma de cálculo:

1.- Circunscripción Cataluña y Ley D´Hont: se van dividiendo los votos obtenidos por cada partido entre 1,2,3… Al resultado más alto de esas divisiones se le adjudica el primer diputado y se sigue así hasta asignar el 135 (ver fichero resumen pinchando aquí)

2.- Circunscripción Cataluña sin Ley D´Hont: se divide el número total de votos de los partidos por los diputados a elegir. Nos dará lo que “cuesta” un diputado (32.040 votos). Hemos despreciado algunos votos de partidos minoritarios por no disponer de ellos en el momento de este análisis, pero no cambiaría el resultado final. Se dividen los votos de cada partido por el resultado obtenido. De esta manera obtendremos los diputados a asignar directamente a cada partido. Quedan unos restos que se adjudican a los partidos que tienen más votos una vez excluidos los que ya han obtenido escaño (ver fichero resumen pinchando aquí)