Déjame crecer

Déjame crecer

bebé_cathopicHoy se cumple un fatídico aniversario por partida doble:

–         El 5 de julio de 1985 se aprobó la ley del aborto en España.

–         Y el 5 de julio de 2010, justo 25 años después, entró en vigor la llamada “Ley Aído”.

Además, justo estos días se habla de los “vientres de alquiler”. O “gestación subrogada”, como les gusta llamarlo.

Si se accede a la página de Ciudadanos (Cs) puedes leer lo siguiente sobre la propuesta de ley de gestación subrogada:

El presidente de Ciudadanos (Cs), Albert Rivera, ha registrado hoy una “Ley garantista donde la gestación subrogada es voluntaria, altruista y sin remuneración

En rueda de prensa celebrada en el Congreso de los Diputados, el líder de la formación liberal, que ha estado acompañado de la portavoz de Igualdad del GPCs, Patricia Reyes, ha asegurado que “la gestación subrogada es una realidad y ante ella podemos prohibir, no hacer nada o regularla con derechos y garantías. Actualmente se encuentra en una situación alegal, por eso debemos tomar medidas y abordar así todos los problemas que existen a su alrededor”, ha reseñado.

“Para poder acudir a este método de gestación subrogada habrá que demostrar que no se tiene otra vía para ser madres o padres”, ha explicado Rivera, quien ha afirmado que “con esta ley las mujeres decidirán con libertad y seguridad; solo podrán gestar mujeres mayores de 25 años, en situación de solvencia económica”.

Y si después accedemos al informe anual de I.V.E. del 2015 (aborto) encontramos que mujeres que deciden abortar mayores de 25 años suman un total de: 65.113 madres

De estas anteriores, si admitimos “el error” de equiparar el nivel de estudio con la solvencia económica, podemos asumir como mujeres con solvencia económica todas aquellas con estudios superiores, que nos da un total de: 11.779 Madres

Ante estas cifras, nos podemos preguntar:

Esas parejas que no tienen ninguna otra vía para ser madres o padres, ¿seguro que no tienen otra vía?

Puede que tengan una, ofrecerse a adoptar uno de los 94.188 bebes que se sacrificaron en el 2015 y que seguramente se han vuelto a repetir en el 2016 y se repetirán en el presente año 2017.

¿Hay algo más voluntario, altruista y sin remuneración que ofrecerse a salvar una vida ya condenada?

Salvar una vida sin condiciones, sin requisitos, solo por el hecho de salvar una vida, no por el egoísmo del beneficio propio sino por el beneficio del nuevo bebé al que se le da una nueva oportunidad de ‘dejarle crecer’.

Cuando se pregunta a las madres que asisten a las clínicas abortistas hay palabras que se repiten: Presión del entorno (familia, pareja, sociedad,…), soledad, falta de medios,…

Volviendo al informe del número de abortos en 2015 se pueden ver ciertos ‘picos’ que refuerzan las respuestas de las madres

cifras aborto

 

Ante este cuadro, ¿no se le pueden ofrecer alternativas a estas madres para que ‘dejen crecer’ a sus bebes?

Apadrinar un niño en América Latina, África o Asia, ¿por qué no, también, en España?

Adopta un niño en España, adopta un niño en el extranjero, ¿por qué no salvar un bebé ya condenado?

Acogimiento familiar, ¿por qué no ofrecer esta solución temporal a las madres que no ven otra salida antes del nacimiento?

Ayudas a madres, ¿por qué deben esperar a tener el bebé las madres para recibir las ayudas?

 

Después de todo lo dicho hasta el momento. ¿Qué proponemos desde Enraizados?

  • Crear una red de familias dispuestas a ayudar sin condiciones.
  • Ofrecer alternativas de viabilidad a la madre que ha decidido abortar.
  • La familia perteneciente a esta red dispondría de diferentes posibilidades de colaboración.
  • Apadrinar al nasciturus
    • Colaboración con una cuota de ayuda a la madre hasta su nacimiento.

Si la madre desea proseguir con su embarazo y posteriormente criar a su bebé:

  • Apadrinar al nacido
    • Colaboración con una cuota de ayuda a la madre tras su nacimiento.
  • Acogimiento familiar
    • Acoger al bebé por el periodo necesario para que la madre estabilice su vida.

Si la madre desea no interrumpir su embarazo y posteriormente ofrecer en adopción a su bebé:

  • Adoptar al nacido
    • Adoptar al bebé permaneciendo en contacto con la madre natural, si esta así lo desea.

¿Cuál es el objetivo?

Luchar contra la soledad de la madre, dotar de medios a la madre ofreciendo una solución viable a su embarazo y evitar la presión de su entorno tanto familiar como social.

¿Cuento con tu ayuda? Si quieres colaborar, escríbenos a info@enraizados.org