FAFCE invita a las instituciones europeas y a los gobiernos nacionales a prestar a la crisis demográfica europea la misma atención que a las transiciones digital y ecológica. También insta a los responsables de la toma de decisiones a reconocer a la familia como principal impulsor de la recuperación en todos sus aspectos, a saber, social, económica y medioambiental. Las políticas públicas únicamente serán sostenibles si se reconoce y valora a las familias como recurso de importancia primordial, otorgando particular relevancia a la libertad de las familias para cumplir, de la mejor manera posible y sin obstáculos, su alegre cometido de velar por el desarrollo integral de sus hijos y de toda la comunidad en general, en un diálogo positivo entre generaciones.

Recordando la llamada efectuada en la Carta Encíclica Laudato Si’: “El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral”; [1]

Recordando el papel fundamental de las familias subrayado por el Papa Francisco en la Carta Encíclica Fratelli Tutti , “En primer lugar me dirijo a las familias, llamadas a una misión educativa primaria e imprescindible. Ellas constituyen el primer lugar en el que se viven y se transmiten los valores del amor y de la fraternidad, de la convivencia y del compartir, de la atención y del cuidado del otro”; [2]

Recordando que la vida humana y los hijos son el regalo más preciado para la humanidad;

Recordando que la paternidad es una gozosa responsabilidad, pues el cuidado de los hijos, incluso con problemas, es una fuente de honda felicidad;

FAFCE:

  • recuerda que el hecho de tener hijos no debe considerarse nunca un acto de irresponsabilidad para con la Creación o sus recursos naturales. No puede aplicarse el concepto de “huella ecológica” a los hijos pues estos constituyen una recurso indispensable de cara al futuro. Por el contrario procede atajar el consumismo y el individualismo poniendo a las familias como el mejor ejemplo de optimización de los recursos que suponen economías de escala;
  • recuerda la actual tendencia demográfica mundial de fertilidad muy baja o extremadamente baja, viviendo la mitad de la población mundial en países en los que la fertilidad se sitúa por debajo de 2.1 nacimientos por mujer; [3]
  • manifiesta su preocupación sobre la tasa de fertilidad en Europa de 1,53 hijos por mujer en 2019; [4] recuerda el desastroso efecto del desequilibrio demográfico en los sistemas sociales y de pensiones, en el dinamismo del mercado laboral, en la sostenibilidad económica y en la cohesión social, según se destaca en el reciente documento conjunto “Family: The Missing Ingredient In Rural Revitalisation”; [5]
  • insiste en que las parejas se enfrentan a múltiples obstáculos económicos, sociales y culturales a la hora de perseguir su deseo de fundar una familia y tener hijos; lamenta que las parejas tengan en general un hijo menos del que desearían; [6]
  • invita a todos a reconocer a los abuelos como parte integrante de la familia;
  • señala que el fomento de una cultura de la vida, en la que se acoge con alegría a los hijos, no parece imponer a los padres que tengan más hijos, sino sentar las condiciones y asegurar la libertad de los padres para tener el número de hijos que deseen;
  • insta a que se adopten política demográficas y familiares efectivas para generar una primavera demográfica, tomando como ejemplo las buenas prácticas nacionales puestas de manifiesto en los Diálogos FAFCE sobre retos demográficos;  [7] insiste en la necesidad de que exista una justicia fiscal, como reconocimiento justo de la aportación de las familias a nuestras comunidades;
  • llama fundamentalmente la atención sobre la difícil situación de padres que trabajan, especialmente las madres, cuyo trabajo no remunerado a favor del bien común se pasa a menudo por alto hasta el punto de que incluso se enfrentan a situaciones de discriminación, como se señaló en el Informe Blanco de FAFCE-NWFE sobre “Protección a las mujeres frente al mobbing maternal”; [8]
  • insta al respeto del principio de subsidiariedad en lo que atañe al principal papel y responsabilidad de los padres en la educación de sus hijos, complementariamente con las escuelas, según se destacó durante el Webinar conjunto celebrado por FAFCE y UNAEC-Europe sobre “Familia y educación: semillas de esperanza”;[9] y lamenta que algunas políticas nacionales no respetan el derecho preferente de los padres a “a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”; [10] destaca la necesidad de alcanzar una amplia alianza educativa entre los distintos actores de la educación conjunta de nuestras comunidades, a través de un Pacto Global sobre Educación, restableciendo el diálogo con las asociaciones de familias, reconocidas como órganos intermedios de la sociedad. [11]

[1] Carta Encíclica Laudato Si’ del Santo Padre Francisco sobre el cuidado de la casa común, (24 de mayo de 2015), apartado 13. Disponible en www.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20150524_enciclica-laudato-si.html

[2] Carta Encíclica Fratelli Tutti del Santo Padre Francisco sobre la fraternidad y la amistad social (3 de octubre de 2020), apartado 114. Disponible en www.vatican.va/content/francesco/es/encyclicals/documents/papa-francesco_20201003_enciclica-fratelli-tutti.html

[3] Fondo de población de las Naciones Unidas, “Low fertility: A review of the determinants” (July 2019). Available at https://www.unfpa.org/sites/default/files/pub-pdf/FINAL_Determinants_of_low_fertility.pdf

[4] Eurostat, “Estadísticas de Fertilidad” (Marzo 2021). Disponible en https://ec.europa.eu/eurostat/statistics-explained/index.php?title=Fertility_statistics

[5] FAFCE, «The Family: The Missing Ingredient in the Revitalisation of the EU’s Rural Areas» (22 julio de 2021). Disponible https://www.fafce.org/press-release-fafce-fundacion-madrina-publish-a-report-on-family-the-missing-ingredient-in-rural-revitalisation/

[6] Véase, por ejemplo, FAFCE, “Decreasing birth rates in Europe: is it really the choice of parents?” (10 de marzo de 2021). Disponible en https://www.fafce.org/decreasing-birth-rates-in-europe-is-it-really-the-choice-of-parents/#_ftn6

[7] FAFCE, lista de Diálogos FAFCE celebrados entre diciembre 2020 y septiembre de 2021. Disponible en https://www.fafce.org/?s=FAFCE+Dialogue

[8] New Women for Europe, “Protecting women from maternal mobbing” (11 de febrero de 2021). Disponible en at https://www.fafce.org/fafce-nwfe-white-paper-on-protecting-women-from-maternal-mobbing/

[9]  FAFCE, “FAFCE and UNAEC-Europe Jointly Host Webinar on “Family and Education: Seeds of Hope” (4 de mayo de 2021). Disponible en https://www.fafce.org/fafce-and-unaec-europe-jointly-host-webinar-on-family-and-education-seeds-of-hope/

[10] Declaración Universal de Derechos Humanos, artículo 26.3

[11] Mensaje de Su Santidad el Papa Francisco para el lanzamiento del Pacto Global por la Educación (19 de septiembre de 2021). Disponible en https://www.educationglobalcompact.org/en/the-invite-of-pope-francis/