ÚLTIMA HORA: Gracias a todos por vuestra participación. Aquí os dejamos una foto: 

 

[emailpetition id=»99″] 

Como sabes, en Enraizados llevamos cuatro años sensibilizando sobre la situación de los cristianos en China y pidiendo la libertad religiosa de nuestros hermanos en el país asiático, por lo que hemos viajado incluso a la ONU de Nueva York y Ginebra.

Es por ello que el próximo 17 de noviembre vamos a estar, junto con el Observatorio para la Libertad Religiosa, en Barcelona para explicar más a fondo cómo viven los católicos en China.

Aquí te dejo todos los datos:

Iglesia peseguida en China BCN

Puedes apuntarte rellenando el formulario que aparece a la derecha.

Tras la conferencia, compartiremos un refresco todos juntos (por ello es necesario que confirmes, para poder avisar al lugar).

Me gustaría que pudieras venir y que así conocieras más a fondo los casos de prisión y tortura de sacerdotes y obispos chinos, para así poder concienciar a más personas en tu entorno y entre todos hacer más fuerza en organismos internacionales como la ONU sobre este tema.

Como sabes, la libertad religiosa en China es un tema tabú. Llevamos cuatro años trabajando en ello y más de una vez nos han aconsejado no hablar de ello, dejarlo. Es un país muy hermético. Pero, sobre todo, es un gran aliado económico (más que grande, yo diría gigante) para los gobiernos europeos. Creo que esa es la verdadera razón.

Pero no quiero callarme. Lo siento, soy así. Puede que me meta en líos por ello. Pero no me puedo callar. No puedo…

No puedo permanecer en silencio cuando sé que hay sacerdotes a los que han dejado muertos en la puerta de su casa. No puedo quedarme de brazos cruzados cuando sé que hay obispos que llevan años en la cárcel por ser fieles al Papa y a la Iglesia.

Te tengo que confesar que, cuanto más he ido sabiendo de estos casos, más me he ido involucrando. Y también he llorado. He llorado ante el Sagrario porque cuesta creer que esto esté pasando… y que todo el mundo se calle… y que mucha gente mire para otro lado. Pero la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos…

Sé que es un tema muy duro del que hablar. Pero necesito contar todo lo que hemos investigado y conocido sobre la Iglesia china en los últimos años.

¿Quieres acompañarme?

Puedes apuntarte rellenando el formulario que aparece a la derecha. 

Te espero el 17 de noviembre en calle Alfambra 11-13 a las 19 horas. Me acompañará María García, presidenta del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC), asociación que también está trabajando en este tema tan peliagudo.

Hablaremos, por ejemplo, de:

  • Monseñor Ma Daqin, obispo de Shanghái, detenido en 2012 justo después de su ordenación. Su delito: sus creencias católicas.
  • Monseñor Shao Zhumin, prelado de la diócesis de Wenzhou, detenido el pasado mes de octubre. Su delito: ser fiel al Papa.
  • Monseñor Su Zhimin, pastor de la diócesis de Boading, desapareció en custodia policial hace más de 15 años. Su delito: ser obispo de la Iglesia Católica.
  • Monseñor Shi Enxiang, prelado de Yixian, que murió a los 94 años en prisión en 2015. Su delito: ser fiel a Jesucristo.
  • Padre Peter Zhang Guangjun, sacerdote al que, estando encarcelado, se le prohibió dormir durante cinco días con sus cinco noches y fue golpeado. Su delito: creer en Cristo.

 

Si su delito es que son católicos, su delito es nuestro delito.

Me gustaría que todo el mundo en España se enterara sobre la situación de nuestros hermanos cristianos en China. Cuando sepas todo lo que sufren allí, seguro que también querrás contarlo y ayudar. Te espero el 17 de noviembre a las 19 horas en la calle Alframbra, 11-13.