[emailpetition id=»168″]

Hace escasos días, en plena Semana Santa y coincidiendo, como ya sabes, con la crisis generada por el coronavirus, algunos medios se han hecho eco de unos actos lamentables e inadmisibles que violan nuestra libertad religiosa. Se están aprovechando del estado de alarma, para, muy sutilmente, atacar, una vez más, a la religión cristiana. Es por ello por lo que desde Enraizados queremos hacerle llegar a los Delegados del Gobierno una carta expresando nuestro rechazo hacia estas actuaciones. Nos gustaría contar contigo.

Firma aquí para pedir respeto a la libertad religiosa

Y hoy en la rueda de prensa la Subdirectora de la Policía en vez de pedir perdón, o indicar que ellos obedecen órdenes, nos dice que hoy en España está prohibido ir a Misa aunque guardes todas las medidas de prevención necesarias: “la normativa vigente no ampara la realización de este tipo de actividades”

Esto es falso.

Varias son las Iglesias que en España han sido obligadas a cerrar. En el Decreto que elaboró el Gobierno al comienzo de esta situación de alarma, en ningún momento, el artículo 11 expresa que se obligue a que las Iglesias cierren o dejen de realizar sus celebraciones. Si bien es cierto que muchas han preferido cerrar para evitar contagios, muchas otras, con las medidas necesarias, las han dejado abiertas e incluso algunas han seguido celebrando los sacramentos abiertos al pueblo siempre, repito, con las medidas de seguridad necesarias.

Desde Enraizados exigimos a los Delegados que no se extrapolen en sus funciones, que no son otras que las de proteger, frente a esta pandemia, y no la de abusar de su poder atacando. Únete a esta petición que les haremos llegar defendiendo nuestra santa misa y a todos los cristianos frente a estos abusos.

El caso más grave es el de Granada. Te lo resumo brevemente por si no te ha llegado la noticia: En la Catedral de Granada, el pasado Viernes Santo, mientras el Arzobispo celebraba el oficio de este día, de gran relevancia para los cristianos, irrumpió la policía. Había recibido órdenes de desalojar y cerrar la Catedral, so pena de multar a todos los presentes. En su interior asistían no más de 20 fieles en una estancia con capacidad para 900 personas, lo que evidencia que estaban salvaguardando las distancias pertinentes por las medidas sanitarias precisadas.

Necesitamos de tu apoyo para hacer llegar la voz de los católicos. Para defender nuestra fe. No podemos permitir que vayan tomando cada vez más terreno echándonos incluso de nuestras Iglesias. Por esto, firma aquí esta petición para que les llegue nuestro desacuerdo.

Otros casos que nos llenan de indignación son los de Sevilla, donde una Comunidad de Paúles estaba celebrando la Santa Misa en la azotea de su edificio, con objeto de que al menos algunos vecinos pudieran seguirla desde sus balcones y casa, y la policía interrumpió también dicha celebración, tratando a los sacerdotes casi como delincuentes; y los de localidades como Cádiz y Valldereix en Barcelona donde se interrumpieron o denunciaron Misas con la participación de personas que guardaban las debidas medidas de seguridad.

Asimismo nos han llegado varios casos de personas que han sido paradas en sus desplazamientos por las policías nacionales o locales y cuando éstas han sido informadas de que el desplazamiento se debía al ejercicio del derecho fundamental a la libertad religiosa, en el mejor de los casos les han exigido volver a casa.

Firma aquí para pedir respeto a la libertad religiosa

Le enviaremos una copia de la carta a todos los delegados del Gobierno. No podemos permanecer impasibles ante este atropello. Si nosotros no lo hacemos, ¿quién lo hará?

Firma aquí para pedir que no continúen coartando nuestra libertad religiosa.

Desde Enraizados queremos darte las GRACIAS por tu confianza y apoyo una vez más. Juntos podemos hacer presión para no dejar que avance la, cada vez más visible, persecución religiosa que estamos presenciando en esta querida tierra de María.