[emailpetition id=»125″] Este domingo pasado Vista Alegre se llenó de banderas españolas, banderas de solidaridad y de unidad, para escuchar las propuestas de una nueva opción política que a muchos ilusiona porque ve en ella la posibilidad de volver a contar con una representación política que defienda valores hoy en parte olvidados: la vida, la familia y la libertad de educación junto con la unidad y solidaridad nacionales y el bien común mundial.

Y tras el domingo me quedé algo perplejo.

Por una parte, escuché un mensaje vibrante, patriótico, defensor de verdades que hoy no están de moda en el Congreso.

Pero por otra, al leer las 100 medidas que VOX considera más urgentes me llevé un jarro de agua fría: No vi por ninguna parte la derogación de la ley del aborto (ni tan siquiera su mejoramiento parcial) ni mucho menos la recuperación del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Pide a Santiago Abascal un compromiso total y que en caso de tener representación Vox lleve al Congreso de los Diputados la derogación de la ley del aborto y el reconocimiento del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Es lo mismo que vamos a pedir a Pablo Casado y al resto de líderes políticos. Y otra cosa no nos vale.

Sí que hablan en este documento de proteger la vida desde el nacimiento a la muerte natural y de promulgar una ley que salvaguarde la familia natural.

Pero en aras de la transparencia, creo que sería bueno que lo afirmaran claramente.

Porque ya otros partidos han dicho que protegen la vida y la familia… y luego seguimos con la ley Aído del Aborto y con el gaymonio a cuestas aún…

Por eso, como católicos o personas de buena voluntad comprometidos con la vida y la familia, necesitamos que lo digan claro.

 Pide a Vox que pida la derogación de la ley del aborto y el reconocimiento del matrimonio como unión hombre-mujer.

Nada de medias tintas. Puede que esto no dé voto (o sí, ya está bien de tanto sociólogo de referencia, se llame Arriola o de otra manera; necesitamos políticos de convicciones y que las defiendan públicamente), pero ya sabemos que no se puede llegar al poder a cualquier precio. Y que, antes de llegar a ese momento, tenemos que tener las cosas claras.

Creo que Vox no le está dando la importancia que merece a la vida y la familia. Y es importante. Porque mueren niños cada día porque no se respeta el primer derecho, el derecho a la vida. Y porque la sociedad se construye sobre la familia, su célula básica, y por eso está recibiendo tantos ataques…

Y en mi opinión en el tema de la inmigración, algunas expresiones podrían ser mejoradas. Claro que hay que defender las fronteras y apostar por la ayuda en origen y una inmigración legal. Pero no se debe olvidar que España es un país solidario, y lo debe ser aún más con Hispanoamérica, donde llevamos nuestra fe, nuestra cultura y nuestra lengua. En sus 100 puntos así lo recogen en gran parte, pero en el discurso no se nota esa modulación.

Pero lo que es evidente y es lo que les pedimos, es que se tiene que derogar la ley del aborto y se tiene que reconocer el matrimonio como lo que es, la unión de hombre y mujer. ¿Puedo contar con tu ayuda?

Me parece que en las 100 medidas urgentes de Vox hay ideas excelentes, por ejemplo, en lo referente a la unidad de España, la economía, la maternidad, los vientres de alquiler o la creación de un Ministerio de la Familia, pero vamos a pedirles que puntualicen más en estos dos puntos:

 Pide que incluyan la derogación de la ley del aborto y del gaymonio. Claramente. Sin medias tintas. Con transparencia. Firma aquí para pedírselo a Santiago Abascal.

Muchas gracias por apoyar claramente la familia y la vida, y hacer que nuestros políticos la apoyen.

Recibe un fuerte abrazo,

José Castro Velarde, Enraizados

P.D: No olvides que, cuando un católico vota tiene que tener en mente los principios no negociables establecidos por Benedicto XVI: familia, vida, libertad de educación y bien común nacional e internacional. Exijámoslo. Pide a Vox ahora que priorice derogar la ley del aborto y el gaymonio.