[emailpetition id=»214″]

El borrador del censo de víctimas y desaparecidos de la Guerra Civil que elabora el Govern balear de la socialista Francina Armengol no incluye a Juan Huguet y Cardona, sacerdote de la localidad menorquina de Ferreries, asesinado en julio de 1936 por el brigada republicano Pedro Marqués.

En cambio sí incluye a su asesino, que tres años después, en noviembre de 1939, fue detenido, juzgado y fusilado por la dictadura franquista.

Es una de las grandes lagunas de este particular y sesgado censo de víctimas de la Guerra Civil y del franquismo, en fase aún de borrador, y que elabora un grupo de expertos designados por la dirección general de Memoria Democrática, en manos del conseller de Unidas Podemos Juan Pedro Yllanes.

Juan Huguet y Cardona, sacerdote asesinado y no reconocido como víctima de la guerra civil

Huguet fue asesinado cuando apenas contaba con 24 años, tan solo un mes después de ser asignado a la parroquia de Ferreries, donde fue detenido el 23 de julio de 1936.

Fue una de las primeras víctimas de la Guerra Civil en Menorca y murió al negarse a escupir sobre un rosario como le exigió el brigada Marqués, que le disparó por ello dos veces a la cara, provocándole la muerte.

Francina Armengol (PSOE) y Juan Pedro Yllanes (Podemos)

El olvido de la figura de Huguet clama al cielo aún más, si tenemos en cuenta que fue beatificado en 2013 y su figura tiene notable relevancia en Menorca.

Firma aquí para pedir a Armengol y su gobierno que incluyan como víctima a este joven sacerdote beato y no a su asesino.