[emailpetition id=»212″]

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hace unos días salió publicado el borrador del currículo de religión católica que la conferencia episcopal española ha elaborado bajo la estructura de la LOMLOE.

Desde la Asociación Enraizados consideramos muy importante que todos participemos de un modo activo aportando nuestra opinión con respecto a su contenido. Hasta el jueves 21 de Octubre está abierto el plazo para que participen los implicados en la educación (docentes cristianos, padres, abuelos, asociaciones…) con sus aportaciones para el borrador que la Conferencia Episcopal Española ha lanzado.

Si no lo has podido leerlo, puedes hacerlo desde aquí mismo y participar.

Pero antes te invitamos a leer algunos de los puntos clave a tener en cuenta.

Nos escribe, Alicia Beatriz Montes Ferrer, maestra de religión católica, que nos comenta, que llevaba varios años deseando que actualizaran el contenido de esta asignatura, ya que veía la necesidad de ayudar a los alumnos a tener unas respuestas bien argumentadas, bajo la perspectiva católica, a las realidades que nos rodean y sean así unos verdaderos evangelizadores de la verdad del Evangelio.

Pero que se ha quedado asombrada, por que en el borrador del currículo se da la paradoja, de que hallamos objetivos y contenidos propios de lo que debe estar dentro del contexto católico, como son relatos y personajes bíblicos o la oración como medio de comunicación con Dios. Junto a otros disfrazados con un lenguaje cristiano, sutil y familiar, que nos llevan por otros derroteros que poco tienen que ver con la enseñanza católica. Tales son, por ejemplo, la lucha por erradicar la exclusión, la pobreza, la violencia y la injusticia, a la par que la denuncia de las desigualdades entre hombres y mujeres, cuyo impulso viene de la mano del pensamiento de la Teología de la Liberación Marxista.

Esta teología, ya bastante extendida dentro de la iglesia católica española, aplica el esquema marxista de la lucha de clases enfocado al terreno del opresor y oprimido. Por ejemplo, en su lenguaje “pobre” significa el marginado en la sociedad, lejos del concepto del que tiene falta de recursos.

Por ello, estos términos remiten a la protección de los colectivos más vulnerables (las mujeres: propio del feminismo radical; LGTB (ideología de género), inmigrantes (racismo), musulmanes (sincretismo religioso). O “pueblo” vendría a ser el protegido frente a la jerarquía dominadora de la Iglesia.

Participa en la elaboración del currículo de la asignatura de religión católica

  • Debemos ser una voz católica defendiendo nuestra fe con valentía

¡No podemos permitir que estos temas se les enseñe a los alumnos en la clase de religión católica!

Escribe un correo si no formas parte de la comunidad educativa: participacioncurriculosERE@conferenciaepiscopal.es

Y si eres docente, puedes contestar a un cuestionario que te llevará poco tiempo.

Desde Enraizados hemos elaborado un documento resumiendo los puntos que consideramos deben modificar en este borrador para enviarlo a la Conferencia Episcopal Española. Lo enviaremos con tu firma junto a todos los que se unan a la defensa de los verdaderos valores cristianos. Puedes leer nuestro escrito aquí.

Tampoco faltan temas como la construcción de la casa común (de la TLM), la convivencia hacia la diversidad y la fraternidad universal, que son introducidos para que el alumno vaya concienciándose de que forma parte de un todo global, y que es parte de la ciudadanía universal sin barreras ni identidades propias.

Otro aspecto peliagudo es el llamado ecumenismo. En dicho currículo se alienta al alumno al desarrollo de la multiculturalidad y la diversidad religiosa. Esto puede sonar bastante bien, pero nos lleva a un sincretismo religioso donde el cristianismo queda relegado a una religión más, vacía de su verdadero sentido y misión y Cristo igual que otros dioses y figuras.

En el currículo de religión católica, la profesora Montes echa en falta, más aportaciones en las que se le de al alumno argumentos bien fundamentados de la verdad de la fe católica frente a las demás religiones. Y una mayor concienciación del sentido de su existencia enfocado hacia la vida eterna, nuestro destino, no tanto en el aspecto terrenal. Así mismo, recalca, que haría falta una profundización en los sacramentos de la iglesia católica, fuente de nuestra fe, especialmente aquellos que van a ayudar al alumno a descubrir su verdadera vocación a la que Dios le haya llamado. La salvación del pecado, que es el fundamento de nuestra esperanza, realizada a través de la entrega de Cristo muerto y resucitado, se echa en falta.

Participa dando tu opinión para la elaboración del contenido del currículo de religión católica desde aquí. Hasta el jueves 21 de Octubre podemos, (y debemos) los implicados en la educación (docentes cristianos, padres, abuelos, asociaciones…) participar con nuestras aportaciones del borrador. Lee aquí la propuesta. Si eres miembro de la comunidad educativa, puedes participar completando la encuesta que hallarás en ese enlace.

También puedes enviar el escrito que hemos elaborado desde Enraizados  o escribir tu propia aportación al correo: participacioncurriculosERE@conferenciaepiscopal.es y si no formas partes de la comunidad educativa, esta es la manera de hacerlo.

 

La creación de espacios de interdependencia, la sostenibilidad del planeta, la solidaridad intergeneracional, ecodependencia, igualdad, pluralidad… son expresiones que también aparecen y que nos remiten al ecologismo y el cuidado de la naturaleza.

Estas acciones tienen como raíz la concepción panteísta de todo lo creado, el fundamento del hombre como el causante del mal en el planeta que sería la que hay que proteger como si de una diosa (la Pachamama) se tratase; y a la ciudadanía global, lo que viene siendo el Nuevo Orden Mundial.

Y la profesora Montes advierte, que aparecen también, los Objetivos del Desarrollo Sostenible (ODS), la Agenda 2030 que promueve el aborto, la eugenesia y la ideología de género, entre otras cuestiones.

Miles de padres ponen su confianza en las enseñanzas que reciben sus hijos en la asignatura de religión católica en los centros escolares, debemos de dar nuestra opinión pidiendo que se refuercen los contenidos enfocados a la defensa de la vida humana desde el vientre, no tanto de los animales; de la protección de los más vulnerables, especialmente los ancianos y enfermos, no tanto del planeta; contenidos que vayan en la línea del mensaje cristiano de evangelización, del amor a Dios amando al prójimo como un servicio, de la Iglesia como camino de salvación en la tierra hacia la Vida Eterna.

Para quien tenga interés en profundizar en estos temas, la profesora Montes anima a echar un vistazo a un informe que elaboró ella misma, sobre el contenido de los libros de religión católica de la editorial SM.  En dicho informe, explica lo que hay detrás de la teología de la liberación marxista, el ecumenismo, el ecologismo y la ideología de género.

No dejes pasar esta oportunidad para aportar nuestro granito de arena e influir en la elaboración del currículo de la asignatura de religión católica haciendo valorar la verdad del catolicismo sin intromisiones ideológicas. Recuerda que el plazo termina el jueves 21 de Octubre. Lee el borrador y participa desde aquí

Aquellos que quieran aportar su opinión más amplia o no formen parte de la comunidad educativa pueden hacerlo escribiendo un folio máximo a este correo: participacioncurriculosERE@conferenciaepiscopal.es o enviar el escrito que hemos elaborado nosotros para enviarla en nombre de todos los que deseen participar.

Desde la Asociación Enraizados te damos las gracias por defender los contenidos que se deben de dar en la asignatura de religión católica.

Si queremos realmente influir para un correcto currículo en la asignatura de religión católica, hemos de ser muchos los que nos posicionemos en contra de las ideas que atacan la vida y la verdad del ser humano y que van en contra de nuestra fe, por ello te pedimos que difundas el máximo que puedas entre tus contactos.