[emailpetition id=»167″] La ONU acaba de hacer público un informe sobre la libertad religiosa.

¿Sabes lo que afirma? Atención:

La violencia de género y la discriminación hacia las mujeres, niñas y personas LGTBI se perpetúan en las comunidades religiosas de todas las regiones del mundo” Sí, la ONU ataca directamente también a la religión cristiana.

No podemos permitir esta gran mentira. Firma para hacerle llegar al Relator Especial de Libertad Religiosa tu oposición a este informe.

Desde la ONU nos quieren imponer una visión del ser humano que rompe con nuestra propia naturaleza del ser varón y del ser mujer negando a Dios como creador. Nos quieren implantar una vida sexual libre sin un orden moral, totalmente alejada del amor fecundo, fiel y para siempre que da lugar a la familia.

San Juan Pablo II la llamaba “la célula social más pequeña”. Es capaz de vivir por sí sola, pero es “una institución fundamental para la vida de toda la sociedad”, por lo que debería estar protegida como bien supremo por los gobiernos.

No permitas este ataque a nuestra fe desde la ONU. Firma aquí

Desde la IV Conferencia de la Mujer en Beijin en 1995, la prioridad de la ONU es legalizar la práctica del aborto libre y gratuito y la extensión de los nuevos estilos de vida LGTB al máximo posible de población.

Hablan constantemente de la defensa de los Derechos Humanos, pero  lo que están haciendo es implantar nuevos derechos, y no tienen reparos en mentir, afirmando que las normas cristianas “oprimen a las mujeres, niñas y personas LGBT+, con las interpretaciones particulares de la doctrina religiosa”, como señalan en el artículo 51 de este informe.

Esto es muy grave, quieren borrarnos a los cristianos de la esfera social. Firma aquí para hacerle llegar al Relator Especial de Libertad Religiosa de la ONU nuestra indignación ante estas acusaciones.

Nada más lejos de la realidad de lo que afirman, ya que los cristianos defendemos y ensalzamos la dignidad de todas y cada una de las personas independientemente de sus orientaciones sexuales.

Únete a esta petición, defiende la libertad religiosa, defiende nuestra fe.

¡Muchas gracias por tu apoyo!