Hace unos días presentamos ante el Gobierno Cántabro alegaciones al anteproyecto de ley que el lobby LGTB ha preparado para Cantabria (y que es un copia-pega en muchas otras comunidades).

Aquí puedes ver una foto del documento sellado:

documento con sello

Como ves, no paramos ni en agosto… porque los que pretenden quitarnos libertades tampoco paran…

¿Sabes que esta ley vulnera derechos como el de los padres puedan elegir la educación que quieren para sus hijos? ¿O el derecho a la intimidad? ¿O el derecho a una atención integral a la salud?

Estamos preocupados por nuestros derechos. Y por lo que puedan enseñarles a nuestros hijos en el colegio… Por ello, algunos padres y madres hemos decidido “gastar” parte de nuestras vacaciones en leernos la ley, analizarla y presentar ante el Gobierno cántabro un documento en el que justificamos por qué se vulneran nuestros derechos.

El nombre completo de la ley es “de garantía de derechos de las personas lesbianas, gais, transexuales, transgénero, bisexuales e intersexuales y no discriminación por razón de orientación e identidad de género”.

¿Qué es lo que dice esta ley?

Por ejemplo:

  • “Las administraciones públicas deben ser garantes de la libre determinación del género de cada persona como un derecho humano fundamental (…). La definición de sexo-género va mucho más allá de la apreciación visual de sus órganos genitales externos en el momento del nacimiento, y -como ya estableció el Tribunal Europeo de Derechos Humanos en 2002- no es un concepto puramente biológico, sino principalmente, psicosocial. En la persona imperan las características psicológicas que configuran su forma de ser y se ha de otorgar soberanía a la voluntad humana sobre cualquier consideración física”.

Como ves, lo que prima es el sentimiento… Ya no hay hombres o mujeres, sino que tú lo decidirás, según vayas viendo. Si vas a tener un hijo, ¡no se te ocurra decir si es niño o niña! ¡O que el médico te lo comunique! Según esta ley, él será… lo que quiera ser en el futuro.

  • Sobre la educación de tus hijos o nietos: Se explicará la diversidad afectivo-sexual “desde la edad más temprana”.

Prepárate a que les den educación sexual, desde infantil, sin que tú te enteres de los contenidos, orquestado por asociaciones LGTB.

  • Sobre “menores trans”: “(…) garantizándose el acceso y uso de instalaciones del centro de acuerdo con su identidad de género, incluyendo los aseos y los vestuarios”.

Mientras los niños o niñas estén cambiándose, podrán entrar en sus vestuarios personas de otro sexo, simplemente porque digan que se sienten así… Violenta el derecho a la intimidad de los alumnos.

  • “La Administración no podrá suscribir conciertos, ni subvencionar o dar ayudas públicas a aquellos centros que discriminen al alumnado por razón de identidad y orientación sexual o por expresión de género”.

Adiós a los colegios concertados… como se les ocurra rebatir algo de esta ley. Fuera la libertad de educación. Ya los padres no podrán educar según sus valores… Da igual que estos derechos estén reconocidos en la Constitución Española…

  • No te podrás negar a que se les dé tratamiento hormonal a tus hijos si quieren cambiar de sexo.

Recuerda que tus hijos son ya totalmente del Estado…

  • “Quedan expresamente prohibidas todas las terapias aversivas o cualquier otro procedimiento que suponga un intento de conversión, anulación o supresión de la orientación sexual o de la identidad de género autopercibida”.

Ataca directamente la libre voluntad de la persona que quiere recibir dicho tipo de terapias y se discrimina a las personas que no están contentas con su orientación sexual y quieren cambiarla.

Además, se niega el derecho a una atención integral a la salud, ya que la salud psicológica de la persona no puede ser atendida.

  • Estas leyes se basan en los principios de “Yogykarta”. ¿Te suenan? A mí tampoco, hasta que empecé a leer sobre esto. No están firmados internacionalmente. Son totalmente ideológicos, no científicos…

Estas son algunas cosas que incluye la ley. Solo quiero informarte.

Pienso no podemos esperar a que implanten estas leyes y luego quejarnos. Creo que puedes hacer algo ahora, como desde Enraizados lo estamos haciendo. No esperes a que en tu comunidad autónoma esté ya implantado. Infórmate de cómo está la ley, presenta alegaciones… reclama tus derechos.