[emailpetition id=»173″] Hace unos días, el grupo de Izquierda Confederal, compuesto por integrantes de varias confluencias de izquierda, registró una proposición de ley en el Senado que aboga por la demolición de todo el conjunto arquitectónico del Valle de los Caídos, incluidas tanto la Abadía benedictina como la Basílica de la Santa Cruz.

Sí, tal y como estás leyendo, TODO EL VALLE DE LOS CAÍDOS DESTRUIDO. No podemos permitir esta barbarie. Por esto, desde Enraizados te pedimos que te unas a esta petición que, por medio de una carta, le vamos a hacer llegar a los partidos políticos para que paralicen esta proposición.

Firma aquí.

Esta iniciativa de la izquierda pone de manifiesto sus preocupaciones y prioridades en la grave situación de crisis sanitaria actual del país. Y vuelve a poner sobre la mesa que lo que pretenden son verdaderos actos de destrucción y odio.

La persecución hacia el cristianismo, incluidos sus símbolos, es cada vez más visible. Quieren apartarnos de la esfera pública.

ÚNETE a esta petición que enviaremos a los partidos del Senado para que paren esta propuesta.

La demolición de un lugar sagrado, no sólo es un grave agravio y ataque a los feligreses cristianos, sino a la de todas las personas que procesan y tienen convicciones religiosas.

La cuestión de la demolición es en sí un acto vil, basado en el odio irracional y, por supuesto, un ataque contra el patrimonio histórico de la nación. La historia debe ser recordada y venerada, solo un necio puede pensar en destruir obras que no le pertenecen a él, sino a las generaciones pasadas y a las que están por venir.

En el complejo se hallan una abadía benedictina, la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, una hospedería, una escolanía y una basílica, todo ello dominado por la gran cruz.

La obra en sí representó un grandísimo reto arquitectónico y es una importante obra de ingeniería, cuyo resultado es impresionante, obra de los arquitectos Pedro Muguruza y Diego Méndez.

Enraizados defiende a todos los católicos, sus costumbres, sus tradiciones, celebraciones y por supuesto, sus símbolos. Defendamos a los benedictinos que con tanto mimo se encargan del cuidado de este colosal conjunto arquitectónico.

FIRMA aquí para proteger su verdadero valor tanto cultural como espiritual.

Por favor, ¡no permitas esta atrocidad!

Son muchas las personas que gozan de la hospitalidad que ofrecen sus monjes en la hospedería así como de su gran riqueza arquitectónica.

Pero, ahora, en medio de esta crisis sanitaria por el COVID-19, están decididos a demolerla. Sí, quieren acabar con todo el conjunto arquitectónico. La persecución hacia nuestra fe cristiana está servida. No lo permitas.

FIRMA la carta que le enviaremos a los senadores para que frenen esta barbarie.

Muchas gracias, recibe un fuerte abrazo de todo el equipo de Enraizados.