1 Frases BXVI[emailpetition id=»107″]

El próximo día 16 de abril cumple 90 años Benedicto XVI. Con ocasión de tal efeméride, en Enraizados queremos poner de manifiesto el inmenso afecto y reconocimiento que seguimos profesando al Papa emérito, por toda una vida de magisterio y servicio en la Iglesia…. y millones de gracias por los 90 años que nos has regalado.

Es cierto que muchos nos quedamos perplejos cuando el 11 de febrero de 2013 anunció solemnemente, al consistorio reunido en Roma y al mundo entero, su renuncia al Pontificado, y que no nos resultó fácil asumirlo. Pero no es menos cierto que sus enseñanzas, su entrega a Jesucristo y su servicio a los demás en la Iglesia, siguen alimentando nuestras inteligencias y guiando nuestro seguimiento de Jesucristo, que es quien nos salva.

Por todo ello te pedimos que te unas, con tu firma, a nuestra entrañable felicitación y, si lo ves oportuno, añadas tu mensaje de felicitación personal a Benedicto XVI.

Todos y cada uno de los mensajes se los haremos llegar a Benedicto XVI como un humilde regalo de cumpleaños.

Todavía recordamos sus primeras palabras como Papa:

Queridos hermanos y hermanas: después del gran Papa Juan Pablo II, los señores cardenales me han elegido a mí, un simple y humilde trabajador de la viña del Señor.

Me consuela el hecho de que el Señor sabe trabajar y actuar incluso con instrumentos insuficientes, y sobre todo me encomiendo a vuestras oraciones.

En la alegría del Señor resucitado, confiando en su ayuda continua, sigamos adelante. El Señor nos ayudará y María, su santísima Madre, estará a nuestro lado. ¡Gracias!

Consigamos que decenas de miles de fieles transmitan su cariño al Papa emérito como lo hace, a pesar de sus múltiples obligaciones y responsabilidades, el Papa Francisco.

En su primera encíclica, Deus caritas est, nos recordó con insistencia la verdad esencial del cristianismo:

«Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él». Hemos creído en el amor de Dios: así puede expresar el cristiano la opción fundamental de su vida. No se comienza a ser cristiano por una decisión ética o una gran idea, sino por el encuentro con un acontecimiento, con una Persona, que da un nuevo horizonte a la vida y, con ello, una orientación decisiva. En su Evangelio, Juan había expresado este acontecimiento con las siguientes palabras: «Tanto amó Dios al mundo, que entregó a su Hijo único, para que todos los que creen en él tengan vida eterna» (cf. 3, 16).

Te recuerdo alguno de sus legados como Papa:

  • Benedicto XVI asumió el mensaje íntegro del Concilio Vaticano II, defendiéndolo de interpretaciones erróneas. Supo tender la mano a quienes no lo habían comprendido.
  • En sus casi ocho años de pontificado nos regaló tres encíclicas: Deus caritas est dedicada al tema del amor; Spe salvi trata de la esperanza; Caritas in veritate sobre el desarrollo.
  • Presidió cinco Sínodos de los obispos: uno dedicado a la Eucaristía (en 2005); otro a la Palabra de Dios en la vida de la Iglesia (en 2008); dos especiales, uno para África (en 2009) y otro para analizar la situación de los católicos en Medio Oriente (en 2010); y uno para el tema de la Nueva Evangelización (en 2012).
  • Realizó importantes viajes fuera de Italia: a Brasil (en 2007); a varios países de África: Camerún y Angola (en 2009), y a Benin (en 2011, para entregar la exhortación postsinodal Africae munus). A varios países de Europa: Alemania (en los años 2005, 2006 y 2011), España (2006, 2010 y 2011), Polonia (2006), Austria (2007), Francia (2008), República Checa (2009), Gran Bretaña y Portugal (2010). Viajó a Turquía, tras las huellas de San Pablo, en 2006. También visitó los Estados Unidos de América y dirigió un importante discurso a las Naciones Unidas (en abril de 2008). Llegó hasta las lejanas tierras de Australia, para la Jornada Mundial de la Juventud en Sydney (2008). Y visitó, como lo habían hecho Pablo VI y Juan Pablo II, Tierra Santa (mayo de 2009). En el año 2012 tuvo el valor de volar a América para visitar México y Cuba. Y también ese mismo año quiso visitar el Líbano para entregar simbólicamente a todos los católicos de Medio Oriente la exhortación apostólica postsinodal Ecclesia in Medio Oriente.
  • Sin poder llegar físicamente, el Papa tuvo siempre muy cerca de su corazón a los católicos en China, a los que envió una importante carta el 27 de mayo de 2007, y a los que acompañó con reuniones especiales tenidas en el Vaticano durante estos años. Los católicos en China son una de las principales ocupaciones de Enraizados.
  • En sus años de pontificado promovió el Año paulino (2008); de junio de 2009 a junio de 2010 el Año sacerdotal, tras cumplirse 150 años de la muerte del cura de Ars; y desde octubre de 2012 el Año de la fe a los 50 años del Vaticano II.
  • En estos años, Benedicto XVI promovió la vida litúrgica, especialmente la centralidad de la Eucaristía. Importancia especial tienen dos documentos: la exhortación apostólica postsinodal Sacramentum caritatis (publicada en 2007); y el Motu Proprio Summorum Pontificum sobre la Liturgia romana anterior a la Reforma de 1970 (también publicado en 2007). Ha habido otras medidas concretas, como la petición de una más fiel traducción de las palabras consacratorias de la Misa. Estas intervenciones buscaron rescatar el genuino sentido de la liturgia y revitalizar el rito romano de la Misa usado hasta las reformas del Concilio Vaticano II.
    Dio pasos concretos en el diálogo ecuménico y tomó disposiciones para acoger a grupos importantes de la iglesia anglicana que deseaban volver a la plena comunión con la Iglesia católica (especialmente con la constitución apostólica Anglicanorum coetibus, publicada en 2009).
  • También pudo continuar su trabajo como teólogo al dar forma concreta a un sueño que llevaba en su corazón antes de ser elegido Papa: escribir tres libros sobre Jesucristo, dos con el título de Jesús de Nazaret, publicados en 2007 y 2011 respectivamente; y otro sobre La infancia de Jesús (2012).
    Benedicto XVI introdujo la era vaticana 2.0, siendo figura clave en el avance tecnológico de la Santa Sede, como crear una cuenta en twitter.
  • Cuando llegó a la cátedra de San Pedro -lejos de evadir los abusos sexuales cometidos por sacerdotes- enfrentó la situación, tomando “cartas” en el asunto. Además de separar del cargo a los obispos que habían realizado una mala gestión, llegando incluso al encubrimiento, abogó por indemnizar económicamente a las víctimas, con las que se reunió en algunos de sus viajes apostólicos. Dicho de otra manera, limpió la Iglesia.
  • En cuanto a las nuevas generaciones, participó en tres Jornadas Mundiales de la Juventud: Colonia (2005), Sídney (2008) y Madrid (2011). ¡Cómo olvidar la resistencia que mostró ante la tormenta veraniega que cayó sobre la capital española en plena velada de oración de la JMJ en el aeródromo de Cuatro Vientos! Sin duda alguna, la mejor escena del pontificado. Ahí se ganó a la juventud católica.