luis fernando pérez bustamanteEstrenamos la semana con las respuestas que Luis Fernando Pérez Bustamante, Director de Infocatólica, ha dado a nuestras preguntas.

¿Qué esperas de esta visita del papa a México y Cuba? ¿Cuáles pueden ser sus claves?

Más que esperar, estoy convencido de que la Iglesia en México y en Cuba serán confirmadas en la fe por el Sucesor de Pedro. Ambas iglesias se enfrentan a realidades político-sociales muy distintas, pero el Papa ha demostrado que sabe muy bien qué es lo que conviene decir a cada sociedad que visita. El mensaje esencialmente es siempre el mismo, pero los matices son importantes

2.- Como católico ¿te interesa el mensaje que B16 transmita en México y Cuba? ¿O es simplemente un mensaje local para los habitantes de estos países?

No, el Papa habla siempre para toda la Iglesia. Y buena parte de los problemas que sufren México y Cuba están presentes en otras naciones. Por ejemplo, el drama de la violencia del narcotráfico no es exclusivo de la nación mexicana. Y la absoluta falta de libertad en Cuba debido a su dictadura comunista se sufre igualmente en otros países que viven sometidos a regímenes totalitarios y opresivos.

3.- ¿Crees que el mensaje del Papa, aparte de confirmar en la fe a sus hermanos, incorporará elementos de juicio para aportar al Bien Común de las sociedades que visita? ¿Será por ello un mensaje también interesante para los no creyentes o no católicos pero sí gente de buena voluntad? ¿Cuáles pueden ser esos elementos?

Siempre ha sido así. El Papa no solo habla a los fieles sino al mundo en general. Es misión de la Iglesia el ser luz del mundo y el Obispo de Roma cumple a la perfección con ese cometido, aunque a veces eso implique que reciba críticas de quienes desearían que la Iglesia callara o sostuviera un discurso «políticamente correcto». Es casi seguro que el Papa defenderá en esta visita el derecho a la vida, la institución familiar y el derecho de los padres a educar a sus hijos conforme a sus valores religiosos y morales.

4.- ¿Influirá la visita del Papa en la situación concreta de México y Cuba? ¿Cómo?

Sí, pero solo Dios sabe como. Nadie debe esperar que una visita papal cambie radicalmente la situacion de un país. Pero puede ser semilla del cambio si las respectivas iglesias locales toman el testigo de la fe que les va a entregar el Santo Padre. Basta con que un número pequeño de cristianos sean verdaderamente fieles al Señor para cambiar el destino de una nación. La nueva evangelización es también urgente en México y Cuba. La visita de Benedicto XVI no es el fin de un proceso sino el principio de un nuevo desafío para esas iglesias.