David Elizalde | Carlos Lavilla | Enraizados

Los Talibanes ya mandan en Kabul, su bandera ondea en el palacio presidencial y España a esta hora llega tarde en su plan de repatriación de civiles y militares, después de 19 años en la zona y llevar a cabo 1.400 misiones.

Lo que no deja de sorprender es la poca resistencia ante la llegada de los talibanes, por parte del ejército afgano, adiestrado y dotado con un gran material armamentístico, entregado por parte de los países occidentales,que puede superar según expertos, como el coronel Pedro Baños, los 100.000 millones de dólares desde 2001 . Y esto no lo supieron predecir ningún mandatario internacional, como ha reconocido la canciller alemana, Angela Merkel. 

  • La canciller alemana Angela Merkel ha afirmado que la comunidad internacional se equivocó al evaluar la situación en Afganistán, con terribles consecuencias.

  • Coronel Pedro Baños: «Afganistán amenaza con ser el gran campo de entrenamiento terrorista»

  • Veinte años de ocupación y de guerra, miles de soldados muertos en Afganistán -en el caso de España, 102- decenas de miles de millones gastados en tratar de asentar la democracia en un país

  • Este es un fiasco de la política exterior estadounidense, pero también de todos los países que han colaborado en alianza estratégica, como es el caso de España, y que puede tener consecuencias dramáticas para Occidente los próximos años

Tanto Estados Unidos como Gran Bretaña se han encargado de retirar a sus conciudadanos y a aquellos colaboradores nativos que les han sido fieles durante todos estos años. De hecho, todos ellos, traductores, guías, personal de oficina, y demás, hace ya días que tienen destino en ciudades británicas o norteamericanas, con puestos de trabajo, alojamiento y mantenimiento garantizado.

España invirtió con el sacrificio y la vida de nuestros mejores hombres y mujeres (unos 102 militares españoles murieron en acto de servicio) y con miles de millones de euros (unos 3.500 millones) durante 20 años buscando la paz en Afganistán. Resulta que más de 500 españoles y colaboradores afganos han quedado abandonados en tierra talibán, y siguen esperando que el Gobierno español actúe garantizando y protegiendo su futuro inmediato.

La última hora es que el Gobierno de España anunció el domingo a última hora de la noche la salida de dos vuelos A400 con destino Dubái para «cubrir la primera fase de la repatriación». Una ha partido este lunes por la noche desde Zaragoza; la otra este martes a primera hora.

Contradicción entre las versiones dadas por el Gobierno, sobre el número de aeronaves. No se han facilitado los datos de los convoyes, según alegan, por motivos de seguridad.  El Gobierno filtró en un primer momento, que partirían tres aviones militares y uno civil. Y después «adelantó», según el comunicado de Exteriores y Defensa, el rescate con estos dos A400.

España llega tarde en el rescate a los civiles y militares que permanecen todavía en Kabul a la espera de ser repatriados. La mayoría de países occidentales tiene ya aviones sobre el terreno y ha evacuado a parte de sus nacionales.

La mayoría de países occidentales tiene ya aviones sobre el terreno y ha evacuado a parte de sus nacionales, como es el caso de Italia, Alemania o Chequia. 

En este momento, varios partidos de la oposición, incluso del gobierno de coalición, como Podemos, están exigiendo responsabilidades al Ejecutivo español, por no tener previsto un plan de repatriación, y lamentan que se ponga en peligro la vida de todos los hombres y mujeres, tanto españoles como afganos, que han colaborado con España. 

Lo que más llama la atención, en el caso de Podemos, es que se pida ahora que no abandone la comunidad internacional Afganistán, después de haber estado pidiendo la retirada de tropas durante todos estos años. Militares y cuerpos de paz, que son precisamente los que han estado defendiendo a la población civil como a las mujeres y niñas del régimen talibán que se avecina.

La vida en Afganistán va a dar un vuelco en las próximas horas. La Sharia se aplicará sin demora, lo que ya está conllevando para las mujeres pérdida de derechos civiles y libertades:

  • Dejar sus puestos de trabajo
  • Usar el burka
  • No poder caminar por la calle sin compañía de un varón
  • No tener representación pública
  • Dejar de asistir a las escuelas
  • Perder la vida por incumplimiento de cualquier precepto  del régimen de los talibanes.

Otro tema muy preocupante para Occidente, es que Afganistán se convierta en campo de entrenamiento de futuros terroristas, como advierte el coronel y experto geo-estratega, Pedro Baños. En un día como hoy, que recordamos a las víctimas del terrorismo islamista en Barcelona y Cambrils, que costó la vida de 16 víctimas mortales, el fatídico día del 17 de agosto de 2017.


El director del Comité Cultural Asociación de Afganos en España, Subot Kohi, y su mujer Roya Subot culpan de la situación a EE. UU. y la OTAN.

La comunidad afgana en España ve con «miedo» la llegada al poder en Afganistán de los talibanes por el riesgo de que su país retroceda más de medio siglo en derechos y libertades, y esto perjudique especialmente el futuro de los niños, las mujeres e intelectuales.

En declaraciones a Efe, el director del Comité Cultural Asociación de Afganos en España, Subot Kohi, ha manifestado que es «una pena» que después de 20 años de avances, con las tropas de Estados Unidos y otros países de la OTAN, «se vaya atrás 50 años», ha dicho en alusión a la intervención que lideró el país norteamericano poco después de los atentados terroristas del 11 de septiembre, del que en menos de un mes se cumplen dos décadas.

Kohi ha admitido que se desconoce cuál es la situación exacta del país y le gustaría pensar que, aunque solo fuera por presión de terceros países, los talibanes hayan cambiado la «mentalidad fundamentalista y extremista» en estos últimos 20 años.

En su opinión, «el culpable de la situación es Estados Unidos y sus amigos de la OTAN y de la ISAF (Fuerza Internacional de Seguridad) porque vinieron en 2001 para acabar con el terrorismo» y dos décadas después facilitan la llegada de los talibanes dejando «como víctimas a mujeres, niños, hombres e intelectuales».

Fuente: www.elespanol.com