niger1

[emailpetition id=»59″]

ÚLTIMA HORA: Hacen falta 3 millones de euros para la reconstrucción, 50.000 euros de manera urgente para comenzar.

Hace unos días nos llegó un mensaje desolador desde la Nunciatura Apostólica en Burkina Faso y Níger. Es otra de esas historias que los medios de comunicación olvidan, pero que están pasando. D. Yago Fernández de Alarcón, Encargado de Negocios “ad interim” de dicha Nunciatura, nos pide ayudas para los cristianos de Níger. Nosotros, cristianos de España, no podemos dejar desamparados a nuestros hermanos en la fe de Níger.

“La mayoría de las iglesias de Niamey y de Zinder, así como otros edificios eclesiásticos, han sido saqueados, destruidos y quemados. Les costará años reconstruir todo”.

Ayuda a los cristianos de Níger con una donación a través de PayPal o haciendo una transferencia bancaria a la cuenta 1465-0100-91-1900001688 (ES11 1465 0100 9119 0000 1688). NO OLVIDES PONER EN EL ASUNTO “NÍGER”.

También puedes mandar tu apoyo y tus oraciones a la Nunciatura Apostólica en Burkina Faso y Níger.

 Para ver más fotos de estos tristes sucesos pincha aquí.

D. Yago Fernández de Alarcón nos escribe en primera persona su testimonio. Es un sacerdote español al que Cristo ha puesto allí para servir al pueblo nigerino. Los cristianos de este país, como otros tantos actualmente, sufren la persecución, sufren cada día la Cruz en la que Cristo murió. Y nos piden ayuda,  no podemos abandonarles. Este es el testimonio de D. Yago:

“La mayoría de las iglesias de Niamey y de Zinder, así como otros edificios eclesiásticos, han sido saqueados, destruidos, y quemados. Los católicos de Níger no alcanzan a comprender cómo se han podido desatar unas protestas así de violentas, teniendo en cuenta que la Iglesia Católica, minoritaria en Níger, es normalmente bien acogida, bien tratada y reconocida por las autoridades musulmanas del país, con las que hay una relación cordial y pacífica consolidada desde hace años.

niger2

En cualquier caso, teniendo en cuenta las consecuencias para la Iglesia Católica en Níger, que se ha quedado prácticamente sin infraestructuras, en uno de los países menos desarrollados del mundo (según la ONU), les costará años, e incluso decenios, reconstruir todo… para poder vivir su fe con una mínima dignidad y ser, en la medida de su pequeñez, fermento en la masa.

Toda ayuda que se les pueda enviar se agradecerá.

Un fuerte abrazo, que Dios os bendiga,

Yago”.

Cada euro recibido se enviará a la Nunciatura Apostólica en Burkina Faso y Níger, asumiendo Enraizados los gastos derivados al ser una transferencia internacional.

Ayuda a los cristianos perseguidos de Níger.

Puedes hacer una donación a través de PayPal o haciendo una transferencia bancaria a nuestra cuenta 1465-0100-91-1900001688 (ES11 1465 0100 9119 0000 1688). NO OLVIDES PONER EN EL ASUNTO “NÍGER”.

Nuestros hermanos en la fe nigerinos nos lo agradecen. Mándales también tu mensaje de apoyo y tus oraciones aquí.

En este blog puedes ver más testimonios (en francés) y fotos de lo acontecido. Su fe en Dios y su entereza llaman enormemente la atención. Traducimos del francés algunos fragmentos del blog:

“Monseñor Ambroise Ouédraogo fue a Zinder para sostener a los cristianos sacudidos por los acontecimientos de estos últimos días (…). Cáritas ha aportado esterillas, mantas, víveres, y globos para los niños que también han vivido y visto las atrocidades sufridas por sus padres.

niger3En la misa. En primer plano, el Padre Ghislain con la mano derecha herida.

En el patio de la enfermería militar que les acoge, los fieles han rezado. En el transcurso de la misa, la emoción era visible en todos los rostros. La celebración se entrecortaba por lloros y lamentos. “Estamos vivos y damos gloria a Dios” era la expresión que volvía constantemente en cada intervención.

Monseñor Ambroise ha pedido a los fieles de meditar los acontecimientos de estos últimos días en su corazón y perdonar. (…) Muchos han perdido todo (…).

El obispo se ha encontrado también con el gobernador (…). Monseñor Ambroise le ha dicho que todos los servicios de la misión católica están cerrados hasta nueva orden. Los profesores están conmocionados por todo lo que ha ocurrido y no están listos para retomar su trabajo. Algunos profesores musulmanes de escuelas misiones han sido también amenazados porque trabajaban con cristianos. Los fieles no tienen ya lugares de culto y están traumatizados. Muchos ya no tienen casa y tienen miedo. El gobernador ha declarado también tener vergüenza de este escenario que nadie preveía (…) Ha asegurado al obispo que hará todo para asegurar la protección de los cristianos y de sus bienes.

niger4El obispo ha salido enseguida a visitar lo que queda de la misión católica. En realidad, ya no queda nada. Todo ha sido robado, quemado (…). En la escuela misión solo quedan las paredes que han resistido a las llamas. Se han llevado los muebles o los han destruido. De la casa de los sacerdotes no queda nada. Los coches, los electrodomésticos, no queda nada. En el interior de la iglesia, ya no queda nada (…). En casa de las hermanas, el espectáculo es el mismo (…). Las hermanas y los padres ya no tienen nada. El párroco no  tiene más que un pantalón recosido que un fiel le ha dado. Ya no tiene ni alba ni casulla.

El choque es inmenso. Los corazones están rotos. Los fieles no comprenden. Nadie comprende el origen real de esta cólera (…). Muchas casas, muchas tiendas de cristianos han sido saqueadas, quemadas (…).

Para salvar su vida, los padres han tenido que saltar su pared. A pesar de estar heridos, han sido perseguidos siguiendo las trazas de su sangre. “Si estoy aún con vida es porque un anciano me ha escondido”, explica el Padre Ghislain, herido en la mano derecha.

niger5“A pesar de todo, los cristianos han decidido perdonar (…). No comprenden el origen de un problema que se ha extendido a otras ciudades de Níger. No comprenden cómo en un tiempo récord, algunos de sus hermanos que ellos conocían han querido matarles por culpa de un periódico irresponsable. (…) Muchos musulmanes han venido a compartir el dolor de sus amigos, de sus hermanos y hermanas. Los  reencuentros se hacen entre lloros mutuos. Algunas familias cristianas son acogidas por amigos musulmanes esperando el retorno a la calma. Otros viven en exilio temporal bajo protección militar”.

Por responsabilidad con nuestros hermanos cristiano de Níger, haz una donación a través de PayPal o una transferencia bancaria a la cuenta 1465-0100-91-1900001688 (ES11 1465 0100 9119 0000 1688). NO OLVIDES PONER EN EL ASUNTO “NÍGER”.

Mándales tu mensaje de apoyo y tus oraciones firmando aquí. La Nunciatura Apostólica de Burkina Faso y Níger hará llegar al pueblo los mensajes.