parlamento cantabriajpgEste jueves, dos voluntarias cántabras de Enraizados se reunieron con Isabel Urrutia, diputada del PP en el Parlamento regional, para explicarle los efectos negativos para los menores que puede tener el  «Anteproyecto de ley de Garantía de derechos de las personas lesbianas, gays, transexuales, transgénero, bisexuales e intersexuales y no discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género».

Aunque pedimos reunión a otros grupos parlamentarios, solo el PP ha respondido a nuestra solicitud. En esta reunión, hemos explicado a Urrutia que esta ley vulnera el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus creencias, recogido tanto en la Constitución como en la Declaración de Derechos Humanos y la Convención de Derechos de los Niños, así como la patria potestad recogida en el Código Civil español. También se vulnera la presunción de inocencia (ya que se invierte la carga de prueba en caso de acusación por homofobia, debiendo el acusado demostrar su inocencia) y la igualdad ante la ley y un gran número de artículos de leyes superiores.

Urrutia ha reconocido la necesidad de revisar el anteproyecto para proponer enmiendas, ya que los derechos de unos no pueden servir para anular los de otros. Desde aquí queremos dar las gracias a Urrutia por recibirnos.

Desde Enraizados creemos que debe salvaguardarse el bien del menor. La evidencia empírica contradice los contenidos ideológicos de esta ley en la materia de transexualidad infantil.