INESegún los resultados provisionales de la Encuesta de Condiciones de Vida 2013 del Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de riesgo de pobreza se sitúa aún por encima del 20% en España, aunque baja seis décimas, hasta el 21,6%. Como católicos comprometidos, estas cifras nos tienen que interrogar sobre qué podemos hacer: ofrecer nuestra ayuda en Cáritas, pedir responsabilidades a los cargos políticos, preguntar qué necesita a quien sufre a nuestro alrededor…

La encuesta destaca la disminución de esta tasa entre los mayores de 65 años (de 2,6 puntos entre 2012 y 2013) y los menores de 16 años (1,2 puntos). La población en riesgo de pobreza es un indicador relativo que mide cuántas personas tienen ingresos bajos en relación al conjunto de la población.

La encuesta añade que los hogares españoles tienen unos ingresos medios anuales de 23.123 euros, lo que supone una reducción del 3,5% respecto a 2011. Por este motivo, el INE indica que al disminuir los ingresos de la población también disminuye el umbral de riesgo de pobreza.

Por otra parte, el 16,9% de los hogares españoles tiene muchas dificultades para llegar a fin de mes, el porcentaje más alto registrado en todo el periodo de crisis, según el INE. En 2012, los hogares que expresaban mucha dificultad para llegar a fin de mes eran el 13,5%, es decir, 3,4 puntos menos que los que se encuentran en esta situación este año.