sagrada familia cuadroLos siete obispos de la subcomisión para la Familia y la Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal Española, que preside Monseñor Juan Antonio Reig Pla, han firmado una nota con motivo de la Jornada de la Sagrada Familia que lleva con motivo «Esposo y esposa, padre y madre por la gracia de Dios».

Los prelados recuerdan que el Gobierno de Zapatero eliminó de la legislación sobre familia los términos de esposo y esposa y padre y madre, dentro de su objetivo de implantar la Ideología de Género.

El texto de la Jornada de la Sagrada Familia, que este año se celebra el 29 de diciembre, recuerda que «la Ley de 1 de julio de 2005 que modifica el Código Civil en materia de derecho a contraer matrimonio ha redefinido la figura jurídica del matrimonio: este ha dejado de ser la institución del consorcio de vida en común entre un hombre y una mujer en orden a su mutuo perfeccionamiento y a la procreación y se ha convertido en la institución de la convivencia afectiva entre dos personas, con la posibilidad de ser disuelta unilateralmente por una de ellas solo con que hayan transcurrido 3 meses».

Sobre la Ideología de Género y las leyes de Zapatero , el documento expresa que “esta forma de pensar utiliza un lenguaje propio con términos de gran contenido ideológico que llevan a una verdadera deformación lingüística con la consiguiente disolución de significados. La introducción de la ideología de género se consolida especialmente en España con los años de Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011). En sus dos mandatos al frente del Ejecutivo, se redefine el matrimonio civil al eliminarse los conceptos padre/madre y esposo/esposa de la legislación española (ley 13/2005). También se facilitó el aborto «sin causa», como derecho, hasta la semana 14 (ley 2/2010), así como el divorcio exprés (sin alegar causa), una medida compara por muchos analistas al repudio islámico. La combinación de estas leyes crea un panorama especialmente debilitador para las familias».

Los obispos señalan además que la palabra cónyuge, del latín coniux-coniugis, al designar a cualquiera de los dos miembros de un matrimonio en su relación jurídica con el otro, induce a entender que son «indiferentes los sexos de cada uno». Por otra parte señalan que el término progenitor tiene «un contenido esencialmente biológico».