Participación en el Diálogo FAFCE #2 con Elena Bonetti: La familia, verdadera inversión de futuro 

 

 El encuentro virtual de FAFCE (12 de enero de 2021) sobre el tema La familia, verdadera inversión de futuro fue moderado por Solène Tadié. Intervinieron Vincenzo Bassi, presidente de FAFCE; Elena Bonetti, ministra italiana de la Familia y la Igualdad de Oportunidades, y Paul Dembinski, economista y director del Observatorio de la Finanza (Ginebra). En el contexto del Covid19 se abordaron cuestiones como el invierno demográfico y el apoyo a las familias, subrayando que son motor y no carga en lo económico y social, como se ha demostrado con la pandemia.

Un paso histórico es el Family Act recientemente votado en Italia. Por primera vez una ley reconoce la importancia de la familia y crea apoyos efectivos. La UE afronta un envejecimiento de la población que acarrea el aumento del déficit y la deuda; por ello la ayuda a las familias no es subsidio sino política de inversión.

El Family Act establece, entre otras medidas, reformas fiscales, incrementos de ayuda a partir del tercer hijo, fomento del empleo para jóvenes e inversión en formación laboral después de la maternidad. Es de señalar que Italia está a la cola de la UE tanto en empleo de la mujer como en natalidad; ambos parámetros, lejos de ser incompatibles, se refuerzan mutuamente y desmienten la falsa alternativa maternidad/trabajo. Asimismo promueve el papel de la escuela paritaria [concertada, en España] pues la libertad educativa es irrenunciable, es uno de los ejes en que se sustenta la sociedad.

FAFCE tiene como prioridad la auténtica libertad de la mujer para elegir ser madre sin por ello afrontar graves dificultades. Si no logramos detener y revertir el invierno demográfico en la UE, será inútil cualquier otra medida.

Finalmente se abordó la necesidad de reescribir los manuales de economía, concebidos cuando la fabricación de productos era el elemento predominante.  Hoy día (con variantes de un país a otro), los patrones globales muestran el mayor peso del sector servicios y el valor económico generado en el hogar, mientras la producción formal está en torno al 20% del conjunto. Se puede resumir en un nuevo axioma: CARE IS WORK, AND WORK IS CARE.