Isabel_la_Católica-2
En 1958, promovido por el arzobispo de Valladolid, Mons. José García y Goldaraz, se inició el expediente que daría luz verde al proceso de beatificación de la reina Isabel la Católica. La investigación histórica iniciada por el canónigo Vicente Rodríguez Valencia se interrumpió a su muerte, en 1972. Desde entonces, muchos han sido los parones que han enfriado un proceso que vuelve ahora con fuerza gracias a la obra ‘Isabel Íntima’ (Planeta, 2014), del periodista José María Zavala. De la treintena de milagros y/o favores obrados en personas de distintos países por intercesión de la Sierva de Dios Isabel la Católica que se recogen en este libro, hay uno de particular importancia por haber sido aportado al proceso ordinario diocesano abierto en su día por la Congregación para la Causa de los Santos.

Se trata del caso de Roy Yearling, natural de Michigan (Estados Unidos), a quien le fue diagnosticado un cáncer de páncreas en octubre de 1998. Tanto su esposa, Sylvia, como el resto de su familia empezaron a rezar todos los días desde entonces con gran fervor la oración a la Reina Isabel, rogando por la completa sanación de Roy. Las esperanzas de curación eran prácticamente nulas, incluso para la opinión médica, ya que el doctor que le había diagnosticado el tumor a Roy se negó a hacerle un TAC, argumentando que era perder el tiempo porque iba a morir. La familia no perdió la Fe, siguió rezando a la Reina Isabel la Católica y logró encontrar un nuevo médico que sí le practicó finalmente dicha prueba el 25 de enero de 1999.

Para gran sorpresa del galeno, el tumor había desaparecido. El doctor no supo qué decir a la familia del paciente cuando ésta fue a visitarle, pues se había preparado para explicarles el crecimiento del tumor y las nulas esperanzas de curación y, de golpe y porrazo, se encontró con que éste mal ya no existía. Desde entonces, Roy recuperó todas sus fuerzas, se restableció por completo y pudo incluso volver a trabajar a jornada completa.

En el año 2000, el entonces postulador de la Causa para la beatificación de Isabel La Católica, el padre claretiano Rafael Serra, visitó la casa general de Miles Jesu en Roma para obtener más información sobre la curación extraordinaria de Roy Yearling. Miles Jesu es un instituto de vida consagrada que tiene como una de sus principales misiones difundir la devoción a Isabel la Católica y trabajar activamente por el reconocimiento público de su santidad. Tras aquel encuentro, el padre Serra confirmó que Roma había iniciado una investigación exhaustiva del caso, como si se tratase de un verdadero milagro inexplicable a la sola luz de la ciencia. ¿Será éste el milagro que acelere el proceso de beatificación de Isabel la Católica?