menendezrosViene a nuestra página hoy Javier Menéndez Ros, Director de Ayuda a la Iglesia Necesitada en España.

¿Qué esperas de esta visita del papa a México y Cuba? ¿Cuáles pueden ser sus claves?

Espero que sea un impulso y una revitalización de dos iglesias de habla hispana completamente diferentes pero ambas especialmente necesitadas por sus circunstancias políticas y sociales de un mensaje de esperanza y de un soplo de aire fresco que seguro el Espíritu Santo traerá a través del Papa.

En el caso de Méjico se trata de un país con casi 100 millones de bautizados, marcado por la profunda devoción a la Virgen de Guadalupe, pero socialmente convulso por la delincuencia, el narcotráfico, la corrupción política, la emigración ilegal y las desigualdades económicas. La iglesia católica y toda la sociedad está sedienta de escuchar el mensaje de amor que el Papa verbalizará y que lo ponen en ejecución miles de hombres y mujeres que sirven a la iglesia en la tarea de la evangelización, la educación y la ayuda al desarrollo.

Para Cuba, estoy convencido que va a ser importantísima porque reforzará la fe de un pueblo cristiano que ha sufrido y sigue sufriendo muchísimo y que aspira a la libertad en todos las áreas de su vida. El gesto de reforzar la fe del pueblo, bajo el manto de la Virgen de la Caridad del Cobre, será no sólo algo simbólico sino una realidad eclesial con profundo significado.

2.- Como católicos ¿nos interesa el mensaje que B16 transmita en México y Cuba? ¿O es simplemente un mensaje local para los habitantes o nacionales de estos países?

Cuando el Papa habla en sus viajes apostólicos no habla sólo para los habitantes de ese país sino ciertamente para todo el pueblo católico, y más aún, para cualquier persona de buena fe que le quiera escuchar. Ojalá hubiera muchas más personas que sin condicionantes previos le escuchasen con atención y se dejasen em-“papar” de su mensaje.

3.- ¿Crees que el mensaje del Papa, aparte de confirmar en la fe a sus hermanos, incorporará elementos de juicio para aportar al Bien Común de las sociedades que visita? ¿Será por ello un mensaje también interesante para los no creyentes o no católicos pero sí gente de buena voluntad? ¿Cuáles pueden ser esos elementos?

Sin duda alguna así es. El Papa, como cabeza de la institución más importante del planeta, habla de valores y derechos que son innatos a todo ser humano. Es una voz que clama por los derechos humanos, por la justicia, por paliar el hambre, por luchar contra las desigualdades y por promover aquellos valores que engrandecen al ser humano. Además es importante subrayar que, lo que dice el Papa sobre estos temas, no son meras palabras que se las lleva el viento, sino que se cumplen en muchísimas personas que entregan su vida en el mundo por estos valores y por un mensaje que transforma el mundo: Dios me ama, me ha hecho su hijo, y da sentido pleno a mi vida y a mi muerte a través de la redención y resurrección de Jesucristo.

4.- ¿Influirá la visita del Papa en la situación concreta de México y Cuba? ¿Cómo?

Es una pregunta difícil de contestar. Ojalá que los gobiernos y los políticos formen parte de ese auditorio de gentes de buena voluntad que le escuchen sin prejuicios. Si así fuera sí que estoy seguro podrá influir en leyes justas y en actuaciones de honradez que son tan necesarias en estos países. En el pueblo llano católico estoy seguro que en ambos países reforzará su fe, seguro que dará frutos de vocaciones y de entrega a Dios, y luego hay que encomendarlo muchísimo para que Dios produzca los frutos que sólo El sabe en los corazones de los hombres.

El Papa ya está rezando por ello y nos ha pedido a todos los católicos recemos muchísimo por esos frutos.