Hoy, para nuestra vergüenza y la de nuestro país, Irene Montero, Ministra de «Igualdad» en España, es tendencia por las repugnantes declaraciones que realizó anoche.

Una mujer, madre de tres hijos, que promueve en sus declaraciones el «consentimiento sexual» de niños y niñas.

Niños y niñas que no tienen edad legal para consentir.

Niños y niñas que deben ser protegidos de depredadores sexuales y pederastas.

Niños y niñas que todavía no tienen edad para comprender esa «educación sexual» que tanto promueven con tocamientos, imágenes explícitas…

Señora Montero, usted no sólo tiene que dimitir, usted debería renunciar a su patria potestad. Pues no tiene capacidad, ni autoridad moral, para promover en nuestros hijos, y en los suyos, un consumo del sexo indiscriminado y peligroso.

Señora Montero, ¿no se avergüenza de sus declaraciones? ¿No tiene miedo de que sus hijos sean víctimas de violencia sexual?

💢 Irene Montero dice que los niños pueden tener sexo «con quien quieran» si hay consentimiento

👉 Toda la información en: https://t.co/XK4EN4pvEX pic.twitter.com/u7B8S7rHYV

— El Debate (@eldebate_com) September 22, 2022

Señora Montero, se le llena la boca acusando a las personas que promovemos la fe católica y los valores de la iglesia de intolerantes y peligrosos. Pero nosotros tenemos claro qué es lo que queremos de la infancia de nuestros hijos: protección.

Queremos que se sientan seguros, queremos que disfruten de cada etapa como deben de hacerlo. Queremos educarles nosotros, sin que usted ni su ministerio vengan a decirnos cómo hablar de educación sexual con nuestros hijos.

Déjenos vivir en paz, deje su ministerio. Aléjese de nuestros hijos.