[emailpetition id=»164″] Huma Younus, una pakistaní católica de catorce años, ha sido raptada y forzada a convertirse al islam. Incluso ha sido obligada, después, a «casarse» con su secuestrador. Todos los intentos de los padres por recuperarla han fracasado.

No te lo creerás, pero los tribunales pakistaníes han decretado en virtud de la Sharía (la ley islámica) que tanto el casamiento como la conversión son válidas… Los padres de la niña no la han visto desde su abducción y los magistrados se oponen a que la menor comparezca junto a ellos.

No alcanzo a imaginar su sufrimiento.

 Firma para que Huma Younus se reúna con su familia. Desde Enraizados, queremos transmitir a sus padres que cuentan con nuestro apoyo, y vamos a presentar una petición a las Naciones Unidas para que no ignoren esta clara vulneración de los derechos fundamentales. Pero esta acción es irrelevante sin tu respaldo.

Huma Younus debe presentarse ante sus padres y expresar su voluntad sin temor ni coacciones. El matrimonio y la conversión serán anulados, el abusador y sus cómplices condenados a prisión. Deberá garantizarse la seguridad de la familia antes, durante y después del juicio. Fin.

Como he dicho antes, sin tu colaboración nuestras palabras no tienen peso. Parece una aportación insignificante, pero con un click puedes confiar tus intenciones en profesionales capaces.

Por favor, firma y comparte este mensaje para que llegue a cuantos sea posible. Enviaremos copia a la embajada de Pakistán en España y al Relator de libertad religiosa de Naciones Unidas, así como a la familia afectada. Con todas las firmas presionaremos a nuestro Gobierno y a la ONU para que actúen. Y a Pakistán.

El caso de Huma, desgraciadamente, no es el único. Muchas niñas católicas son secuestradas y obligadas a casarse y convertirse al islam. No podemos permitirlo. Ayudando a Huma, ayudas a todas las víctimas y evitas que haya más en el futuro.

Los cristianos somos una gran familia. Hagamos lo que esté en nuestra mano por ayudar a nuestros hermanos pakistaníes y acabar con estos casos de secuestro religioso, que se repiten cada vez con mayor frecuencia.

Gracias por tu cooperación.