Seguro que en estos días has leído varias noticias relacionadas con el Valle de los Caídos que, desde la aprobación de la Ley de Memoria Democrática, se llama “Valle de Cuelgamuros”.

Según las últimas noticias¹, Pedro Sánchez está empeñado en expulsar a los benedictinos del Valle. También le gustaría derribar la Cruz. 

Hay quien dice que no le será fácil demoler la Cruz pero que Gobierno e Iglesia podrían estar negociando la salida de los monjes. Esto significa que no todo está decidido y que todavía podemos hacer algo para salvar el Valle de los Caídos.

Pide al nuncio de la Santa Sede en España y al arzobispo de Madrid, que defiendan la permanencia de los monjes y salvaguarden la Cruz, la hospedería y y el colegio del Valle.

[emailpetition id=»241″]

A fecha de hoy, el Valle de los Caídos está en proceso de resignificación² como “lugar de Memoria Democrática”.

Está previsto que en un real decreto próximo se determine la organización, funcionamiento y régimen patrimonial.

Los benedictinos del Valle de los Caídos realizan una labor impagable: rezan por las personas allí enterradas y por la paz y la reconciliación entre españoles, celebran los sacramentos y escuchan y atienden a todo el que se acerca al sagrado recinto.

Además, el Valle alberga una hospedería y un colegio-escolanía que forma niños y adolescentes. De todo ello se ocupan los monjes. Pero, lamentablemente, si no actuamos rápido, todo se puede ir al traste.

El tiempo corre y las negociaciones sobre el futuro de la Cruz, los monjes, la hospedería y el colegio que regentan avanzan a pasos agigantados.

Así que, con todo respeto pero con la máxima firmeza, vamos a escribir masivamente a personalidades con capacidad de influencia y decisión en este asunto.

No podemos dejar solos a los Monjes

No podemos permitir que les obliguen a marcharse. No hay ningún motivo.

Queremos que sigan con su labor espiritual y de formación.

No queremos que este gobierno imponga a la Iglesia quien debe estar al frente de un centro religioso.

La permanencia de la comunidad benedictina en el Valle no es negociable ni intercambiable por otros movimientos eclesiales.

No nos demos por vencidos.

Esta batalla hay que librarla!!!

Referencias:

  1. Moncloa negocia con la Iglesia monjes «menos fachas» para el Valle de los Caídos
  2. Ley 20/2022, de 19 de octubre, de Memoria Democrática, artículo 54. 

Tu firma y la de muchos otros será decisiva para que las autoridades eclesiásticas defiendan el Valle con determinación frente a los que quieren demolerlo.

Por favor, comparte esta petición.

A Emmo. Sr. D. Carlos Osoro, cardenal-arzobispo de Madrid, y Excmo.Sr. D. Bernardito Cleopas Auza, nuncio apostólico de la Santa Sede en España

Les escribo con preocupación por el futuro de la Cruz, la comunidad benedictina, la hospedería y el colegio-escolanía del Valle de los Caídos (actualmente renombrado como “Valle de Cuelgamuros”).

Con todo respeto, creo sinceramente que hay una ofensiva contra la dimensión religiosa del Valle de los Caídos. Lo que está en juego son la libertad religiosa y los derechos de la Iglesia Católica y de los fieles reconocidos en los tratados y acuerdos internacionales y en la Constitución Española.

Les ruego que defiendan la permanencia de la Cruz, amparen a los benedictinos frente a la amenaza de su expulsión y salvaguarden la hospedería y el colegio-escolanía que atienden los monjes.

Para millones de ciudadanos católicos resultaría difícil de entender una cesión de la jerarquía de la Iglesia a los intereses ideológicos y políticos de un gobierno extremista.