Ignacio_González_González[emailpetition id=»9″]

“Le pido a Dios que me ayude y me ilumine por el bien de todos”. Estas fueron las palabras con las que Ignacio González, nuevo Presidente de la Comunidad de Madrid, finalizó su intervención en el debate de investidura.

No estamos acostumbrados en España a escuchar de nuestros políticos una referencia a Dios. Para ser políticamente correcto nuestros representantes pueden citar en los Parlamentos y Ayuntamientos todo tipo de textos y de personas pero deben evitar toda referencia al Creador. Incluso algunos católicos o creyentes de otras religiones pueden sentir, ante la presión laicista que nos rodea y nos afecta, que debe ser así. Por ello es de destacar un caso de la relevancia de Ignacio González, nuevo Presidente de la Comunidad de Madrid, quien se refirió a Dios y nada menos que para pedirle ayuda.

Además, ante algunas críticas absurdas del representante del mayor partido de la oposición, fue tajante al afirmar que “se sentía orgulloso de la fe que el socialista criticaba” y que “hay muchos socialistas que se sientan aquí y en otros lugares que tienen las mismas creencias religiosas que yo… Téngales en cuenta” y recordó que la famosa exención del IBI fue un acuerdo recogido en el Concordato firmado por el Gobierno socialista de aquella época y que a él “le parecía bien”

Felicita a Ignacio González por sus palabras y su coherencia y sobre todo por su apertura a la transcendencia ya que hoy necesitamos a Dios. Es el gran debate de nuestros días: arrinconar a Dios lo que conduce al desprecio del hombre o darle parte importante en nuestra vida individual, social y familiar lo que conduce a una mejor conocimiento de la grandeza y dignidad del hombre como criatura amada y querida por Dios y por tanto de sus deberes y derechos.