[emailpetition id=»202″] En Enraizados nos felicitamos por este éxito conseguido, por el que la Justicia da la razón al Ejército (aunque todavía no sea una resolución definitiva), y apoye su presencia en la Feria de Lérida.

Es muy importante que el Juzgado de Primera Instancia  número 5 de Lérida haya aceptado la medida cautelar que reclamaba la Abogacía del Estado (en representación del Ministerio de Defensa)  obligando a readmitir al Ejército en el salón FormaOcupa.

Ya son tres casos similares de intento de exclusión del ejército en salones educativos, que ha denunciado a lo largo de estos años Enraizados, y que como veremos a continuación, tienen como nexo en común intentar desprestigiar al Ejército y criminalizarle, en lugar de poner en valor todo el bien que contribuye en misiones de paz por todo el mundo, y ser una digna salida laboral para los jóvenes.

El juez ha admitido esta medida cautelar, por que ha considerado que si se tuviera que esperar a la resolución final, imposibilitaría por cuestiones de tiempo que el Ejército pudiera participar en este evento.

En cualquier caso, el juez ha examinado la documentación presentada, y en concreto el correo electrónico cruzado entre la Feria y las Fuerzas Armadas. Y ha desestimado el veto de la Feria que alegaba que su participación no se ajustaba al «código ético» de la fundación.  A su juicio iba en contra de «los valores y principios de la cultura, la paz y los derechos humanos». Pero el magistrado recalca que la Feria ni concreta ni justifica las razones por las que considera que su invitación vulneraría dichos valores. Es más, deduce que es una medida arbitraria, por el simple hecho de que representa una institución de carácter militar. Y por ello el auto judicial aclara al respecto que «supone desconocer la naturaleza y actuación del Ministerio de Defensa». Y recuerda que el objetivo de la presencia del Ejército y las Fuerzas Armadas en este salón es explicar su función, «lo cual comprende necesariamente operaciones de mantenimiento de la paz, de aseguramiento y protección de la población de zonas de guerra, o de asistencia en casos de catástrofes naturales o accidentes».

Enraizados ya denunció el caso similar de la Feria de Gerona en 2018, que se tramitó de la misma manera en los juzgados de Gerona en 2018, por la participación del Ejército en el salón de empleo de aquella ciudad.  Y la Feria de Gerona acabó aceptando expresamente que «la divulgación de la actividad formativa de las Fuerzas Armadas en la Expojove no supone un atentado contra la paz o los derechos humanos, o un elemento bélico que fomente la violencia». Es por ello la perplejidad del juez, al haberse tramitado un expediente de la misma índole y denegarse la participación del Ministerio de Defensa. También en 2017 la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pretendía eliminar la presencia del ejército en el salón educativo. Y como en aquella ocasión, finalmente la alcaldesa tuvo que ceder por la presión de la ciudadanía, y de asociaciones como Enraizados. Es más, al año siguiente el Ejército triplicó presencia en la Fira de Barcelona.

Queremos desde aquí dar las gracias a la ministra Margarita Robles y al Ministerio de Defensa que dirige, por la eficacia en denunciar estos hechos a los tribunales correspondientes.  La labor que hace el Ejército de protección de la población, en España y en misiones internacionales en la defensa de la paz en zonas de conflicto armado, o la asistencia en casos de catástrofes naturales o accidentes, como se ha podido visibilizar recientemente en la crisis sanitaria por el Covid19 en nuestro país. Es por ello, que desde Enraizados, no cesaremos en nuestro empeño en defender el papel fundamental que desempeña el Ejército en la sociedad española y de denunciar cualquier intento de desprestigiarle, como denunciamos en 2017 con el intento de Ada Colau de suprimir su presencia en la Feria de Barcelona. 

Fuente: Diario ABC