Artículo redactado por Carolina Campillay Méndez

Este artículo es la segunda parte de Evolución del arte cristiano – Parte I, sigue el enlace para leer su evolución hasta la Edad Media.

Índice

  1. El Renacimiento
  2. Causas del renacimiento
  3. Etapas del Renacimiento
  4. Caracteres generales del arte renacentista
  5. Construcciones más importantes de la arquitectura renacentista
  6. Arquitectura y arquitectos del Quatrocento y Cinquecento
  7. Cinquecento

El Renacimiento.

Se llama Renacimiento el gran movimiento artístico y filosófico que se produce en Europa, en Italia en primer lugar, a finales del siglo XV, y que muestra como principal característica, que se manifiesta particularmente en las artes, su admiración por la antigüedad clásica, a la que toma como modelo.

Nota: El nombre de Renacimiento alude, pues, a lo que este movimiento quiso ser un renacer o volver a nacer de la cultura grecolatina.

El arte renacentista

En el siglo XV en la opulenta y mercantil ciudad de Florencia, y en el XVI en Roma y Venecia, el arte alcanzó un esplendor como pocas veces se había visto en la historia, Aunque también hubo notables donde se dieron los cambios más significativos y se concentró  el mayor número de grandes artistas, por eso que nos centramos en el renacimiento italiano.

¿Por qué surge y se consolida el Renacimiento sobre todo en Italia?

La pregunta nos remite al hecho de que el mundo antiguo siempre ha sido una presencia viva en Italia, por la gran cantidad de ruinas que incluso hoy se conservan en su suelo; por otra parte, las ciudades-estados italianas eran muy ricas en ese tiempo y el mecenazgo se convirtió en una especie de competencia entre los señores poderosos que destinaban grandes fortunas para financiar la cultura.

Recordemos a los Medicis, protectores sin igual del arte y la arquitectura florentinos, a eso podemos agregar el debilitamiento de los piadosos gremios de artesanos medievales que hacían sus obras para gloria de Dios; en su lugar los artistas comenzaron a ser famosos y reconocidos.

A firmar sus obras y a disfrutar del prestigio que traspasa las fronteras, la gloria  es entonces también para los autores y los mecenas, pero mas importante aún, los nuevos conocimientos que surgen del deseo de explorar el mundo a través de procesos científicos vienen a renovar las formas y los tipos de cosas que interesan en el arte.

Causas del Renacimiento:

  • Eran conservados  en universidades y conventos medievales de valiosos manuscritos de autores griegos y romanos.
  • El uso del latín como lengua culta, que hacia posible la lectura de las obras clásicas.
  • La existencia en tierra italiana de ruinas romanas que tenían que despertar en algunos espíritus curiosos el deseo de conocer la civilización que había levantado tales monumentos.
  • La división de Italia en pequeñas cortes que rivalizaban entre sí en brillantez y gusto artístico y protegían a sabios y artistas.
  • *La invención de la imprenta, que contribuyó a la difusión de los escritos de los poetas, filósofos y sabios de la antigüedad y de los modernos.
  • Los descubrimientos geográficos y  el avance de las ciencias naturales tanto como del progreso y las técnicas que por lo general  inspiran una confianza ilimitada en el poder de la inteligencia humana y estimulan a la acción.

Etapas del Renacimiento

  • Prerrenacimiento o trecento: Siglos XIII Y XIV, coincide con el periodo gótico europeo.
  • Quatrocento: Llega hasta finales del siglo XV, y su centro cultural es la ciudad de Florencia.
  • Cinquecento: Llena todo el siglo CVI y su cabeza es Roma.

Caracteres generales del arte renacentista

  • Reproducción de la arquitectura y la escultura de Grecia y Roma.
  • Procedimiento de una belleza ideal, ajustada a cánones dictados por la razón.
  • Búsqueda de la serenidad y el equilibrio que proceden de la armonía del todo.
  • La Creación de estas  obras, cuya claridad y perfección, atributo exigidos por la razón universal, les dan una validez permanente.

La arquitectura del Renacimiento emplea los elementos constructivos grecorromanos, combinados los dos sistemas de construcción que conocemos: el de arco y bóveda y el de columna y arquitrabe.

Emplearán, en primer término, los tres órdenes clásicos, admitiéndose, al modo romano, la superposición de órdenes distintos en un mismo edificio, de la arquitectura romana, tomarán el arco de medio punto, que es el más sencillo, la bóveda de medio punto y la cúpula semiesférica.

La cúpula, elemento imprescindible en la iglesia renacentista, ofrecerá las siguientes particularidades:

  • Se hace doble, una dentro de otra esta última peraltada.
  • Se construye de ladrillo y por el sistema de cimbras.

Construcciones más importantes de la arquitectura renacentista

Estas se manifiesta en toda clase de edificaciones, pero son dos los tipos en que producen sus mejores y más características obras: Iglesias y palacios.

La iglesia se inspirará en la basílica romana, y se construyen con los siguientes patrones: Planta de cruz latina, naves largas en número de tres y testero recto (sin girola), naves separadas por columnas y arcos por último techos planos y artesonados.

El Renacimiento es usual que se divida en los dos siglos que lo contienen; por eso se habla del Quatrocento siglos XV y del Cinquecento siglo XVI.

Arquitectura y arquitectos del Quatrocento y Cinquecento

La arquitectura renacentista se inicia en la ciudad de Florencia que era para la época la más floreciente, rica y culta de toda Italia, la primera obra importante es la cúpula para la iglesia de Santa María de las Flores, que hace Brunelleschi.

Pero, en realidad donde este arquitecto pone en práctica su idea fundamental de restaurar el clásico principio de orden, como sistema de reglas que relacionan en forma lógica y necesaria las partes de un edificio, es en las iglesias de San Lorenzo y Santa María del Santo Espíritu, que establecen el tipo de iglesia del primer Renacimiento.

Para ellas, se inspira, como se había dicho en la basílica romana de tres naves: la central, más alta con ventanas en los muros y techos planos, y las laterales con bóveda y separadas de la del centro por filas de arcos de medio punto sostenidos por columnas, en el crucero, una gran cúpula.

Todo esto nos puede conducir a ciertas características generales de la arquitectura como son:

  • Uso renovado de los antiguos órdenes dórico, jónico, corintio, toscano y compuesto, a lo cual se agrega el orden colosal que consiste en alargar columnas de un mismo orden por varios pisos del edificio.
  • Uso de la bóveda de cañón (como lo usaban los romanos) en reemplazo de la de crucería.
  • Construcción de cúpulas de medio punto en vez de las de artistas y de crucería.
  • Uso renovado del hormigón (cemento) y de la manera romana de levantar los muros con sillares almohadillados.
  • Empleo del ladrillo y el mármol como revestimiento, con efectos geométricos en las fachadas.
  • Aplicación de las leyes de la perspectiva tanto  en la arquitectura religiosa como en la civil: se hacen converger las líneas y los elementos estructurales hacia algún punto imaginario, como, por ejemplo, el altar mayor en las iglesias.

Cinquecento

En el siglo XVI Florencia fue perdiendo su primacía cultural para darle paso a Roma y a Venecia, los grandes mecenas son ahora los papas Julio II, León X y Sixto V; en la primera mitad del siglo se mantiene el énfasis en el equilibrio y las medidas que vimos en el Quatrocento y en la segunda comienzan a aparecer las formas dinámicas de lo que hoy llamamos manierismo.

El gran Miguel Ángel Buonarroti, como muchos intelectuales en ese tiempo, fue un artista integral que participaba de varias disciplinas del conocimiento práctico y teórico; por eso lo incluimos como arquitecto, escultor y pintor.

En 1546 Paulo II decide encomendarle las obras, la insistencia del pontífice rompe por fin la resistencia que alegando su avanzada edad (70 años), le opone el gran florentino, acepta cuando se le concede plena libertad para introducir en el proyecto todas las novedades que desee: desaparición de los tres ingresos laterales con pórticos, así como las sacristías alojadas en las torres, y sobre todo transformación de la cúpula.

La cúpula se realizó con proporciones mucho más elegantes elevándola hasta alcanzar los 131 metro, en este aspecto, lo mismo que ocurrió en Florencia, gracias a él en Roma la cúpula se convertirá en el rasgo más característico de la perspectiva de la ciudad.

Su tambor está decorado con columnas paradas, y la decoración de la fachada exterior, recorrida por gigantescas pilastras lisas, queda reducida a frontones de dos tipos junto con las hornacinas bramantescas.

Aparte esta gran empresa del Vaticano, debemos recordar en su labor arquitectónica la escalera de la biblioteca laurenciana en florencia, en la que destaca el efecto de dinamismo contenido que producen los elementos constructivos, así como la Capilla medicea.

 

Bibliografía