Un frio día de julio en 1573 (hay que tener en cuenta que estamos en el hemisferio austral) Jerónimo de Cabrera fundó la ciudad de Córdoba en la actual Argentina. Lo que hoy es una próspera ciudad de más de un millón trescientos mil habitantes, no era en 1573 más que un prado junto al río San Juan, hoy río Suquia. En la región vivían los indígenas de la etnia “Comechingones”, que no ofrecieron resistencia a la fundación de la nueva ciudad española.

La expedición tenía como objetivo principal establecer un corredor que comunicara directamente el Virreinato del Perú con España sin tener que realizar el recorrido hasta entonces, que consistía en remontar la costa del Pacifico hasta Guatemala y desde ahí cruzar hasta el golfo de México y embarcarse hacia la Península Ibérica.

La orden que recibió del Virrey Francisco de Toledo era la de establecer un asentamiento estable en la actual provincia de Salta o un poco más al Sur, en Santiago del Estero, pero nuestro conquistador hizo caso omiso de las órdenes y solo utilizó su parada en Salta para hacer acopio de animales y hombres. Con  una caravana de más de mil animales y cien hombres se adentró hacia el Atlántico y fundó Córdoba en 1573. Después continuó su exploración hasta el Paraná, con lo cual cerró el bucle para enlazar con la Península Ibérica.

Los indígenas Comechingones ,que estaban sufriendo los ataques de otra etnia (Savanirova), no los recibieron mal. De hecho, con esporádicas rebeliones, se integraron rápidamente en la nueva sociedad y actualmente unos once mil americanos se declaran descendientes directos de los Comechingones.

No tuvo tanta suerte Jerónimo de Cabrera. Había desobedecido las órdenes directas del Virrey, y aunque su empresa fue un éxito total, tuvo que afrontar un juicio sumarísimo, que le llevó al cadalso en 1574.

Manuel de Francisco

Fuente:

Fundación de Córdoba. Jerónimo Luis de Cabrera

Biografía Jerónimo Luis de Cabrera

Etnias de la República Argentina. Comechingones / Kaminchingan