??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

(Del libro “Un día, una historia”, de Jaime Retena, promovido por la Fundación Villacisneros)

Francisco de Cuéllar, después de la valiente defensa del sitio de Rosclogher, continúa su periplo hacia tierras escocesas, para emprender posteriormente camino a España (1589).

Capitán del Ejército, había salido victorioso de múltiples batallas hasta que, como tantos otros buques de la Armada Invencible, naufragó en la costa irlandesa por el mal tiempo en otoño de 1588.

Solo 300 náufragos sobrevivieron, pero los jinetes ingleses y los habitantes locales masacraron a la mayoría de españoles indefensos. Cuéllar logró esconderse y empezaría un periplo de algo más de un año llevando una terrible vida clandestina entre Irlanda y Escocia hasta llegar a los Países Bajos donde fue perseguido por los holandeses.
Sus miles de peripecias se escribirán en varias notas, aunque su rastro se pierde en el año 1606 en Madrid.

Francisco de Cuéllar, así como otros náufragos de la Armada Invencible forman parte de la leyenda por ser responsables de la existencia de los «Black Irish», Irlandeses con caracteres más «mediterráneos», tez más oscura, pelo moreno, ojos oscuros…

También, el 3 de enero de:

  • 1870: Nace Genoveva Torres Morales, religiosa y santa española (fallece en 1956).
  • 1903: Las Academias de Ciencias de Madrid y París reconocen los trabajos de investigación del ingeniero y académico Leonardo Torres Quevedo.