Un-sevillano-emperador-de-Roma.(Del libro “Un día, una historia”, de Jaime Retena, promovido por la Fundación Villacisneros)

Nacimiento del emperador Romano Adriano (76-138) en Itálica, antigua ciudad romana situada en la actual provincia de Sevilla (76). Numerosos restos romanos, como el anfiteatro, dan prueba de la importancia que tuvo en aquella época, siendo una de las primeras ciudades fundada por el Imperio Romano en Hispania.

Adriano fue el tercero de los llamados cinco buenos emperadores, alcanzando el Imperio su máxima expansión territorial bajo su mandato. Además de ser un gran diplomático e ilustre militar, se reveló como un soberbio administrador. Reformó el sistema financiero, la estructura militar y el sistema defensivo de las fronteras.

Las fronteras menos estables se vieron reforzadas con fortificaciones permanentes, la más famosa de las cuales es el Muro de Adriano, construido en Gran Bretaña. Fomentó una política de tolerancia hacia los hombres venidos de otras culturas y la eclosión de nuevas formas artísticas a lo largo del Imperio. Sería uno de los pocos emperadores que murió por causas naturales.

También, el 23 de enero de:

  • 1350: Nace San Vicente Ferrer, religioso dominico (fallece 1419).
  • 1516: Muere Fernando el Católico y Cisneros ejerce de regente provisional.
  • 1731: Se firma un nuevo Tratado de Viena, por el que Austria, Inglaterra y España se alían para lograr que Carlos III de España obtenga la sucesión al trono de Nápoles y Sicilia.
  • 1878: En Madrid el rey Alfonso XII contrae matrimonio con la infanta María de las Mercedes de Orleans.