El pasado día 10, tuvimos el regalo de poder asistir a la jornada de celebración del 25 aniversario de FAFCE, la Federación de Asociaciones de Familias Católicas Europeas a la que Enraizados pertenece desde 2019.

Fue una jornada donde representantes de 19 organizaciones europeas pudimos compartir unos momentos muy especiales.

Entre ellos, asistimos a la santa misa oficiada en el Vaticano por el presidente del Consejo de Obispos Europeos, el arzobispo monseñor Gintaras Grusasss y a una audiencia privada con su santidad el Papa Francisco, donde tuvimos la oportunidad de saludarle individualmente e intercambiar unas palabras.

Desde Madrid viajamos a Roma con tres regalos para el santo padre. Tres obsequios que para nosotros tienen un significado muy importante y que representan diferentes iniciativas en las que estamos poniendo nuestra ilusión, esfuerzo y trabajo.

La camiseta de RNED que simboliza el espíritu cristiano de defender la vida y la libertad religiosa con valentía y pese a las leyes que quieren limitarla o cancelarla.

Desde hace unos meses un grupo de jóvenes se reúnen a rezar el Rosario los primeros sábados de mes ante los abortorios de diferentes ciudades españolas pidiendo por la vida de los no nacidos y por sus madres. En Enraizados apoyamos y compartimos esta iniciativa porque estamos totalmente comprometidos con la libertad y la VIDA.

Y porque una sociedad que no la defiende es una sociedad abocada al fracaso.

Además le hicimos entrega de un Rosario de la Reina Isabel la Católica, cuya causa de beatificación apoyamos y promulgamos. Estamos firmemente convencidos de su santidad.

Y del libro editado por nosotros de “Hogares de amor y perdón” que recoge los testimonios de familiares de mártires asesinados en la guerra.

El Papa los agradeció con una gran sonrisa y ternura y nos pidió que rezáramos por él.

Fue una jornada de trabajo muy ilusionante y esperanzadora donde hubo tiempo de celebrar, de agradecer y de reafirmar el compromiso de trabajar por la familia y su defensa porque como nos dijo el santo padre “Es un servicio valioso, porque se necesitan lugares, encuentros, comunidades en los que las parejas y las familias se sientan acogidas, acompañadas, nunca solas. Es urgente que las Iglesias locales, en Europa y fuera de ella, se abran a la acción de los laicos y de las familias que acompañan a las familias”.

El Papa, nos dedicó unas palabras muy enriquecedoras, deteniéndose y hablando de temas tan actuales como los vientres de alquiler, la pornografía o la relación virtual con los sacramentos.

Cabe destacar su llamamiento a favorecer la natalidad, reiterando la exhortación que dirigió a FAFCE en su 20º aniversario , a continuar el trabajo para favorecer la natalidad y la consolidación de redes de familias. “Es un servicio valioso, porque se necesitan lugares, encuentros, comunidades en los que las parejas y las familias se sientan acogidas, acompañadas, nunca solas. Es urgente que las Iglesias locales, en Europa y fuera de ella, se abran a la acción de los laicos y de las familias que acompañan a las familias”, afirmó.

El santo padre se refirió también a “la lacra de la pornografía”, ahora difundida por todas partes a través de la web, “como un ataque permanente a la dignidad de hombres y mujeres”.

El Papa explicó que no se trata solo de proteger a los niños -una tarea urgente para las autoridades y para todos nosotros-, sino también de declarar la pornografía como amenaza para la salud pública.

Puedes acceder al discurso completo aquí: https://www.vatican.va/content/francesco/es/speeches/2022/june/documents/20220610-assoc-familiari.html

Recibida la bendición del santo padre, y de vuelta ya en España, sentimos con más fuerza la enorme responsabilidad individual que tenemos cada uno de nosotros de ser luz allí donde Dios nos ha puesto y por supuesto, la colectiva como asociación que tiene como fin que la voz de los católicos se oiga en la vida pública.

Porque la unión hace la fuerza y juntos somos más fuertes.