[emailpetition id=»181″]

En Salamanca pretenden privar a los ancianos que viven en residencias de las atenciones espirituales que proveen los sacerdotes.

El obispo de la diócesis, Carlos López, ha denunciado que los responsables de las residencias no permiten la entrada a los sacerdotes para que administren los sacramentos de los residentes.

Con los últimos acontecimientos, nuestros mayores ya han sufrido bastante durante esta pandemia, han estado demasiado tiempo desatendidos y olvidados, han tenido que pasar una larga temporada sin atención espiritual y lejos de sus familiares.

¿Vamos a permitir que les priven de un derecho fundamental como lo es la libertad religiosa? ¿Les vamos a dejar solos sin levantar la voz para defender su derecho a recibir los servicios espirituales?

Muchos solicitan los sacramentos sabiéndose en la última etapa de su vida, pero los responsables de las residencias, escudándose en “razones sanitarias” no permiten que los sacerdotes se los administren. Sin embargo, en estos momentos, sabemos que guardando las medidas sanitarias necesarias sería posible atender a los residentes sin poner a nadie en riesgo.

El obispo ha denunciado también que hay otros servicios que se siguen prestando sin que les pongan ningún problema para ello. Si quieres saber un poco más sobre esto, puedes leer esta noticia en la que están algunas de las declaraciones hechas por su Excelencia Mons. Carlos López: https://www.infocatolica.com/?t=noticia&cod=38332