ma daqinEl obispo de Shanghai, Monseñor Ma Daqin, bajo arresto domiciliario, ha publicado una oración pública con motivo del último día del Año de la Serpiente y para recordar los clérigos fallecidos en Shanghai. La Iglesia celebra el Año Nuevo Chino deseando la «sabiduría» de los líderes nacionales y la «buena salud » para el Papa Benedicto XVI en retiró y a su sucesor Francisco.

«Oh, Señor, hoy es el último día del año lunar 2013. Quiero darte las gracias por las muchas gracias de año pasado. Por favor, guíanos con la paz y la alegría en este nuevo año».  Lo ha escrito el obispo de Shanghai, monseñor. Thaddeus Ma Daqin, en su perfil Weibo (el sitio de microblogging más popular de China), con motivo del Año Nuevo chino, que abre el Año del Caballo.

Desde julio de 2012, Monseñor Ma está bajo arresto domiciliario y aislamiento. El Obispo ha querido recordar tanto al obispo Jin Luxian como al  P. Ye Lianqing – ambos de Shanghai – muertos en 2013. En la oración, Monseñor Ma cita las palabras de Jesús a sus discípulos: «Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame. Porque el que quiera salvar su vida la perderá, pero quien pierda su vida por mi causa, la encontrará» (Mt 16:24-25).

Los amigos del obispo Ma respondieron enviándole sus mejores deseos para el Año Nuevo Chino. Un católico espera que el obispo Thaddeo Ma sea liberado en el año que llega. «Ma» significa literalmente «caballo». Hoy, en el sitio Faith Press (con base en Shjiazhuang ), un artículo de Zhang Guanglai agradece a Dios el año pasado  y espera que – teniendo en cuenta los cambios en China – puede establecerse relaciones estables entre Pekín y el Vaticano.

En su artículo, por otra parte, Zhang recuerda varios obispos ancianos que murieron en 2013, los obispos de Ningxia, Shandong, Shanghai y Hebei. Recuerda cómo los católicos de diversas partes de China han respondido «con entusiasmo» al Año de la fe, en la que estudiaron la Biblia, el catecismo y las enseñanzas de la Iglesia. Por último, reza por la salud del Papa Benedicto XVI y el de su sucesor, el Papa Francisco.

(Fuente: Asia News)