pablo_martinez-e1394404482855«Indignos miembros pederastas y homófobos». Disfrazado de Papa, así inició el pregón municipal del Entierro de la Sardina el representante del AMPA del colegio público Miguel Hernández de Getafe lo que continuaría siendo toda una retahíla de acusaciones y calumnias hacia la Iglesia Católica. Y todo bajo la atenta mirada y sonrisa pícara del concejal de Educación y Cultura de la localidad, Pablo Martínez (PP).

Los ataques y las calumnias hacia la Iglesia Católica se siguen repitiendo por toda la geografía española. Ahora, gracias al Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC), hemos conocido el triste suceso ocurrido en Getafe (Madrid) durante el pregón del pasado Entierro de la Sardina, en el cual, un miembro de la asociación de madres y padres de un colegio público del municipio acusó a la Iglesia de ser «pederasta y homófoba», así como de olvidarse de las personas pobres y desfavorecidas. Dicha asociación fue la encargada de leer el pregón con el consentimiento del Ayuntamiento de Getafe, cuyo concejal de Educación y Cultura, Pablo Martínez, presenció el acto y aún no ha condenado dichas calumnias. Es por ello que el OLRC nos invita a firmar una petición que le llegará directamente al Sr.Martínez para que dimita como edil [firmar petición].

Pablo Martínez (PP), concejal de Educación y Cultura de la corporación municipal de Getafe, presenció en primera línea con actitud impasible e incluso jocosa todo un discurso demagógico que [ver vídeo], además de atacar duramente a otras instituciones públicas, no dudó en calificar de «indignos miembros pederastas y homófobos» a todos los miembros de «nuestra Iglesia», a quienes se les acusa de mirar «para otro lado» ante los problemas de la sociedad actual. «Esa Iglesia que sin duda no es la de los pobres y desfavorecidos, que no hace lo suficiente para defender los derechos de las personas del mal llamado tercer mundo, que abanadonan el hogar, la familia y patria en busca de un mundo mejor para al final toparse en la frontera del mal llamado primer mundo con la deshumanización disfrazada  de pelotas de goma y de cuchillos que cercenan no solo sus manos y cuerpos sino también su futuro y su ilusión» [del 1’02» al 1’35» del vídeo]. Y para culminar la propaganda política de la AMPA del colegio público Miguel Hernández, ¿qué mejor forma que seguir haciendo apología de la cultura de la muerte?. Al igual que ocurrió tristemente el pasado 8 de marzo en muchas ciudades españolas con motivo del Día Internacional de la Mujer, el portavoz de la murga «La Picarrasca» preguntó «por qué quieren quitar a nuestras mujeres el derecho a decidir libremente ganado hace ya tantos años» [del 3’50» al 4’00» del vídeo]. Y, como era de suponer ante tanta demagogia, el debate del «cuerpo del bebé» abortado fue totalmente obviado.

Ante lo sucedido el pasado Miércoles de ceniza en Getafe, el Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) nos invita a no quedarnos callados ante semejante atropello a la libertad religiosa y transmitir nuestras quejas al Ayuntamiento de Getafe, gobernado por el Partido Popular. Por ello, ha habilitado un formulario en su página web para pedir la dimisión del concejal de Educación y Cultura de Getafe, Pablo Martínez. El texto de la petición que el OLRC nos invita a firmar y que llegará directamente al edil es el siguiente:

He podido ver el vídeo en el que la AMPA (Asociación de Madres y Padres de Alumnos) del Colegio Público Miguel Hernández lee el pregón del Entierro de la Sardina 2014. En él un hombre vestido de Papa insulta (entre otras cosas, entre las que está el propio Ayuntamiento) a la Iglesia Católica, acusándola de homófoba, pedófila y de dejar de lado a los pobres, mientras usted permanece impasible a su lado. Le recuerdo que el Vaticano es el único Estado que ha dado explicaciones ante la ONU y ha abierto una investigación por los casos de pedofilia. Además, le recuerdo la gran labor que está realizando la delegación de Cáritas en Getafe con las personas con menos recursos del municipio. Por último, creo que su impasibilidad ante los insultos a la Iglesia Católica ha molestado a muchos católicos.

Por todo ello, le pido que dimita como Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Getafe. Estas mofas han sido realizadas por el AMPA de un Colegio Público y con dinero público. Deje de malgastar el dinero de todos los getafenses.