OLYMPUS DIGITAL CAMERA

[emailpetition id=»96″]

Quizás ya has leído la noticia, pero es que me parece tan alucinante… El concejal de arquitectura del Ayuntamiento de Barcelona, Daniel Mòdol, ha llamado “mona de Pascua gigante” a la Sagrada Familia. ¡Un concejal de arquitectura!

Pues no, Señor Mòdol: La Sagrada Familia es un templo católico, además de ser precioso desde el punto de vista arquitectónico, por lo que se merece un respeto.

Ayúdame a recordárselo a este concejal y pedirle que se retracte.

Firma aquí para defender la Sagrada Familia.

El Cardenal Sistach ha salido en defensa del templo. Nosotros, como católicos comprometidos, también tenemos que hacerlo. Por ello, puedes escribir desde aquí al Señor Mòdol, recordándole:

  1. Que este templo cristiano merece respeto.
  2. Que no es una gran “mona de Pascua”, sino un lugar para alabar y dar gloria a Dios. Y para eso justamente fue proyectado por Gaudí.
  3. Que arquitectónicamente es un monumento muy importante y por ello lo visitan cada año 4 millones de personas.

Firma aquí para defender la Sagrada Familia. 

El concejal de Arquitectura no ha dicho nada de la Torre Agbar (esa que parece un supositorio…), pero sí de la Sagrada Familia. Desde el punto de vista turístico, es el monumento más importante de la ciudad. Y, desde el punto de vista religioso, es un templo dedicado a Jesús, María y José, donde los católicos acudimos a orar; cada elemento arquitectónico está pensado para ese fin. Por ello, es muy desacertada la expresión de “mona de Pascua gigante”.

Escribe al Señor Mòdol para recordárselo aquí y que se retracte.

Muchas gracias por defender la Sagrada Familia de Barcelona.