[emailpetition id=»162″]

Hace unos días, Carles Mulet, senador del partido Compromís, solicitó ante la Cámara que se prohibieran los servicios de los sacerdotes en hospitales públicos. Según las propias palabras del senador, su presencia es contraria al principio de aconfesionalidad del Estado y les equipara con los integrantes de una secta.

No debemos ceder un ápice. Firma esta petición.

Tenemos que convertirnos en una comunidad activa y valiente que defienda a sus miembros del menor ataque, levantar la voz, no dar tregua.

Con el pretexto de formar un estado laico llevarán cualquier forma de manifestación religiosa a la censura.

Firma aquí para que el senador Carles Mulet exija una disculpa pública por la injuriosa comparación: los sacerdotes no son “una secta”.

También le explicaremos por qué la asistencia sacerdotal es un derecho constitucional y no una infracción al principio de aconfesionalidad, y para ello necesitamos tu apoyo.

Firma aquí para que el senador Carles Mulet se disculpe por sus calumniosas declaraciones y reconozca el derecho de los pacientes a ser asistidos por un sacerdote.

Ayúdanos a marcar la diferencia. Gracias por tu apoyo.

—-

Si quieres dar un paso más después de haber firmado y difundido este enlace entre tus contactos:

… envía un mensaje propio al senador Carles Mulet, aquí te facilitamos su información de contacto: