¡Éxito logrado! Por fin la Junta de Castilla y León ha hecho caso a las quejas de las diócesis de la comunidad autónoma y de numerosos fieles que pedían el mismo trato y por tanto aforo similar de 1/3 en los templos a otros recintos culturales cerrados como teatros o museos.

In some patients it was possible to withdraw all other antihypertensive medication and to maintain the patient on chlorothiazide alone. WARNINGS FOR REVLIMID: Risk to unborn babies, risk of low blood counts and blood clots. Cutaneous allergic reactions and serious cases of allergic vasculitis, often with purpura (bruises and red patches) of the extremities and extracutaneous involvement (including renal) have been reported levitra zamienniki. Grace Wright—a leading rheumatologist—tells her patients before starting ENBREL Once you start ENBREL, it’s natural to ask yourself, when will I start to see results?

Sin duda era una medida discriminatoria para el pueblo de Dios y que era necesario denunciar. El Gobierno de la Comunidad Autónoma de Castilla León había acordado el sábado 16 de enero, medidas que suponían un nuevo ataque a los derechos fundamentales de los ciudadanos, al restringir a un tercio el aforo en los lugares de culto, estableciendo un máximo de 25 personas.
En el resto de establecimientos en cambio, locales comerciales y servicios abiertos al público no podían superar el 50% del aforo permitido, sin limitación máxima siempre que no se supere dicho porcentaje.

Esto suponía un ataque al ejercicio de la libertad de culto y más al tener en cuenta que, por ejemplo, la Catedral Nueva de Salamanca tiene un aforo de 1.400 personas. ¿Y sólo permitían 25? La irracionalidad era manifiesta.

Gracias a la respuesta de los fieles a distintas iniciativas, entre ellas la de Enraizados, y a la acción de los Obispos de las Diócesis de la región, se ha podido al menos mitigar este injustificado ataque a la libertad religiosa.