Enraizados_pancarta250x120cm_v4Sr. Director:

Durante 2016 se han producido en España 94.188 abortos, 1.160 muertos en accidentes de tráfico y 45 muertes por violencia de género. Datos facilitados por las Autoridades Competentes. Con motivo de dichas muertes,  las mencionadas Autoridades han dicho que se van a tomar medidas tanto legales, como de dotación de medios e incluso se ha llegado a decir que se debe realizar un gran pacto de Estado para que las muertes por violencia de género no se produzcan o que se reduzcan tanto como sea posible. Todo ello me parece perfecto, y estoy totalmente de acuerdo que así sea. Ahora bien, lo que no me parece correcto es que no se tomen las medidas legales y de otro tipo para que los abortos se sigan produciendo en España, y eso me parece todavía más grave si tenemos en cuenta que por cada muerte por violencia de género que se produjo en España durante dicho año, en el mismo periodo se produjeron 2.093 abortos, y que por cada muerto por accidente de tráfico se produjeron 18 abortos. Pero todavía me parece más grave que en los medios de comunicación de España se ha dado gran cobertura informativa a estos datos de las muertes por accidentes de tráfico y por violencia de género, mientras que no he visto en ningún medio de comunicación hacerse eco de las muertes por aborto.

Todo esto me parece de una hipocresía sin límites, ya que parece como si causar la muerte a una persona por haber nacido antes o después haya que considerarla como más o menos importante. Pero por mucho que miremos para otro lado, el aborto, nos guste o no, es el peor de los crímenes que se puede cometer, ya que si una forma de asesinato se define por no dar ocasión a la víctima a defenderse, hemos de coincidir que no hay nadie más indefenso que el no nacido, por consiguiente, el aborto es el peor de los asesinatos que una persona puede ocasionar, digan lo que digan las leyes que los hombres puedan establecer en cualquier país, según sus conveniencias y/o ideologías.

 

Atentamente:

Manuel Escribano Escribano