obispos CataluñaQueridos Obispos de las Diócesis catalanas, queridos Obispos de la Iglesia Católica, nuestros Obispos:

Una vez más leemos con tristeza un escrito procedente de sus manos.

“Queremos mencionar una cuestión concreta que nos preocupa. En cuanto a la prisión preventiva de algunos antiguos miembros del gobierno y de algunos dirigentes de organizaciones sociales, sin entrar en debates jurídicos, pedimos una reflexión serena sobre este hecho, en vistas a propiciar el clima de diálogo que tanto necesitamos y en la que no se dejen de considerar las circunstancias personales de los afectados”.

Una vez más constatamos que se olvidan de parte de su pueblo para citar solo a unos.

Han sido Vds. prudentes, le dejamos a su juicio considerar si en el sentido de virtud o en el sentido más propio de la cobardía, y han pedido “una reflexión serena” sobre la situación de prisión preventiva de algunos catalanes.

Quizás no nos parezca bien esa frase pero admitamos que es muy medida y pensando en el bien de unas personas cercanas a Vds. Pensemos que Vds no han juzgado a las autoridades judiciales que llevan el asunto pensando que hayan tomado tal decisión de una forma poco reflexiva y poco serena.

Pero lo que no entendemos es que una y otra vez Vds. se olviden de aquellos que sufren en sus carnes y posesiones los ataques de los amigos de los que quieren sacar de prisión. Por si no lo conocen les recuerdo que:

  1. La tienda de los padres de un catalán, cuyo partido ha sido el más votado en las últimas elecciones, ha sido objeto en varias ocasiones de ataques por el mero hecho de ser los padres de su hijo. No hemos oído ni leído ninguna condena por su parte, ni ningún apoyo a los afectados, ni ninguna palabra de cariño.
  2. Numerosas veces las sedes de partidos como Partido Popular y Ciudadanos han sido atacadas. No hemos oído ni leído ninguna condena por su parte, ni ningún apoyo a los afectados, ni ninguna palabra de cariño.
  3. Numerosos padres, en el ejercicio de sus derechos, han solicitado educación en lengua española. No hemos oído ni leído ninguna condena por su parte, ni ningún apoyo a los afectados, ni ninguna palabra de cariño.
  4. Partidos políticos de los que apoyan a sus amigos en la cárcel quieren cerrar la financiación de colegios elegidos por sus padres por su naturaleza religiosa o por su modelo educativo. No hemos oído ni leído ninguna condena por su parte
  5. Partidos políticos de los que Vds. apoyan están difundiendo e imponiendo la ideología de género, el aborto, la destrucción de la familia y del matrimonio. No hemos oído ni leído ninguna condena por su parte.
  6. En numerosas iglesias y parroquias se ha hecho un uso partidista y político de cosas sagradas. Muchos de sus fieles se han escandalizado. No hemos oído ni leído ninguna condena por su parte, ni ningún apoyo a los afectados, ni ninguna palabra de cariño.

Podríamos continuar este escrito pero creo que ya hemos dejado evidencias de lo que les queremos trasmitir con todo el afecto que tenemos por nuestros Obispos, sucesores de los Apóstoles.

Como fieles les pedimos que por favor se callen. Que no nos escandalicen más. Que nos dejen tranquilos. Que no tengamos que explicar a tantos amigos nuestros que el cristianismo no es lo que sale de sus bocas cuando hablan de temas políticos.

Atentamente

José J. Castro Velarde

Presidente de Enraizados en Cristo y en la sociedad