mártires 2013[emailpetition id=»70″]

La semana pasada me reuní con el vocal asesor de la Comisión de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid, Txema Urkijo, para tratar la iniciativa presentada por Enraizados de poner nombres de mártires de la persecución religiosa del siglo XX asesinados en Madrid a calles nuevas.

Calles para mártires en Madrid: Firma ahora

Desde el gobierno de Carmena nos dijeron que no habían recibido el documento que le enviamos, a pesar de que la propuesta de Enraizados aparecía en el documento “Propuestas de asignación de una denominación a viales en aplicación de la Ley de Memoria Histórica”, elaborado por el equipo de Celia Mayer, delegada de cultura. Además, más de 2.000 personas apoyaron con su firma la propuesta…

Esta respuesta demuestra negligencia en cuanto a la labor del gobierno de Manuela Carmena. No es posible que la Comisión no reciba del Ayuntamiento las propuestas que éste ha recibido, especialmente cuando se trata de las más apoyadas por los madrileños. Digo negligencia porque espero que no sea sectarismo…

Recuerda a Carmena cuántos mártires murieron en Madrid y pide una calle para ellos

El gobierno municipal parece fomentar la participación de los ciudadanos. De hecho, estamos asistiendo en estas últimas semanas a un fuerte despliegue presupuestario para que los madrileños respondamos a tres cuestiones planteadas por el Ayuntamiento. Sin embargo, hasta ahora no han valorado nuestra iniciativa, apoyada por miles de madrileños. De las 335 propuestas que aparecen en el informe del grupo de trabajo de Mayer, 147 pertenecen a las presentadas por Enraizados.

Entre ellas están varias mujeres, como las 24 adoratrices asesinadas en el Cementerio de la Almudena en noviembre de 1936. Hablan mucho de igualdad entre hombres y mujeres y de poner en valor la importancia de las mujeres en la Historia. Estas mujeres también forman parte de la Historia y demostraron uno de los mayores actos de amor: morir perdonando.

También se encuentra en la lista entregada por Enraizados el nombre de San Pedro Poveda, fundador de la Institución Teresiana, que impulsó la educación femenina a principios del siglo XX y se preocupó de los más necesitados de Madrid.

Un mártir, una calle. Firma ahora

 

Me temo que el Ayuntamiento de Madrid, bajo el pretexto de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, revise el callejero desde su peculiar línea ideológica, eliminando personajes que no sean de su agrado y sustituyéndolos por otros más afines a su pensamiento. En definitiva, que actúe por sectarismo. Dedicar una calle a los mártires propuestos, que murieron solo por defender a los más necesitados y por su fe, sería un gesto que demostraría una mayor preocupación por la objetividad histórica. Recuérdaselo a Carmena.