INFORME DE LOS ATAQUES A LA LIBERTAD RELIGIOSA EN CHINA

Desde Enraizados queremos denunciar formalmente el ataque del Partido Comunista Chino (PCCh) al cristianismo durante el año 2020, que haremos llegar al relator especial de Naciones Unidas de libertad religiosa, Sr. Ahmed Shaheed, el Sr. Christos Stylianides, Enviado Especial para la promoción de la libertad de religión y creencias fuera de la Unión Europea, y la ministra de Asuntos Exteriores de España, Sra. Arancha González Laya, y que aquí les avanzamos, para que se tomen las medidas necesarias para solicitar y alcanzar la plena libertad religiosa en China.

DERCARGA NUESTRO INFORME  La Iglesia católica en China – Resumen Ataques a la Libertad Religiosa 2020

Libertad Religiosa

En estas tres estancias: Naciones Unidas, Unión Europea y el Ministerio de Asuntos Exteriores Español, queremos denunciar, no solo los ataques a la libertad religiosa, que nos centraremos en los que atañen de modo particular a la Iglesia Católica, sino también la violación de los Derechos Humanos contra la minoría musulmana uigur en Xinjiang y otros grupos religiosos y minoritarios. Esta minoría ha sido víctima de campos de internamiento, torturas, trabajo forzado, esterilización forzada, niños separados de sus familias, o destrucción de mezquitas.

«China ha ilegalizado ampliamente la expresión religiosa y continúa cometiendo crímenes anti-humanitarios y genocidio étnico contra musulmanes uigures y otros grupos religiosos y minoritarios.» – Oficina del Portavoz del Departamento de Estado de los Estados UnidosWashington, DC12 de mayo de 2021Sala de conferencias de prensa, Washington, DC Secretario de Estado Blincoln ( Para ver el contenido del manuscrito:  https://www.state.gov/secretary-antony-j-blinken-on-release-of-the-2020-international-religious-freedom-report/ )

Ahora, retomando los ataques a la libertad religiosa, constatamos que éstos no han sido frenados por la firma del acuerdo entre China y la Santa Sede, renovado el 22 de octubre de 2020, y ampliado por otros dos años, hasta el 22 de octubre de 2022, sino que se han recrudecido los ataques con la persecución y la detención de Obispos y sacerdotes, laicos y monjas como se muestran aquí:

  •   11 ataques a miembros ordenados de la Iglesia católica, incluyendo 5 Obispos, detenidos o con movimientos restringidos, que se ven privados de la necesaria libertad no solo para ejercer su Ministerio sino para la ida cotidiana.
  •   13 ataques a lugares de culto, con medidas generales arbitrarias que tratan de limitar la participación en los actos litúrgicos, y con acciones concretas de destrucción de cruces, cierre de locales, etc.
  •   6 ataques a fieles sencillos a los que se les retiran las ayudas públicas necesarias para su subsistencia por el mero hecho de permanecer en la Iglesia y no renegar de su fe.
  •   27 ataques de adoctrinamiento a la población o que pretenden dificultar la práctica de la propia fe.

El presidente de Enraizados, José Castro Velarde, ha denunciado que no se alce la voz con lo que está pasando en China, por parte de los países occidentales: “La violación de los derechos humanos en China, ejecutados y maniobrados por el partido comunista son tan aberrantes y vergonzosos que sorprende que Occidente, cimentado en valores “judeocristianos”, los acepte”.

Crucifijos destruidos y vicarios arrestados en China. Fuente: China Aid

 Además, el presidente de Enraizados, José Castro Velarde, ha alertado del caso paradigmático de China, y la pérdida de libertades civiles progresiva, pese a la mejora de las perspectivas económicas de la población, que debería haber conllevado un aperturismo de la sociedad: “El caso chino es interesante puesto que a pesar de que el comunismo se mantiene como la ideología oficial, a raíz de la bonanza económica, ha surgido una sólida clase media y cientos de empresarios millonarios. Pero ese desarrollo económico no ha ido de la mano de una mayor libertad ideológica, de pensamiento y religiosa”.

Genocidio en Xinjiang 2020

Durante el año 2020, además de ser el año de la pandemia por el Covid, se ha perpetrado un genocidio en la ciudad de Xinjiang,  frente a la minoría musulmana uigur como denunciábamos al principio. Crueles métodos se han llevado a cabo por parte de las autoridades chinas, para diezmar esta minoría: Campos de internamiento, torturas, trabajos forzados, esterilización forzada, niños separados de sus familias o la destrucción de mezquitas, entre los más horribles castigos a destacar.

Manifestantes uigures en una protesta contra China en Estambul, Turquía Naciones Unidas estima que más de un millón de musulmanes han sido detenidos en Xinjiang y activistas dicen que se están cometiendo crímenes de lesa humanidad y genocidio. China niega los abusos y asegura que sus campamentos en la región brindan capacitación vocacional y ayudan a combatir el extremismo. Fuente: www.reuters. com

Vaticano y China

Así mismo, el hostigamiento a la libertad religiosa, y en particular a la Iglesia Católica, no cesa.

La diplomacia del papa Francisco no ha rendido los frutos esperados con China, pues solo ha podido nombrar a dos obispos en el país asiático. / AP / Alessandra Tarantino
https://www.elespectador.com/mundo/mas-paises/el-lio-alrededor-del-acuerdo-entre-el-vaticano-y-china-article/

A pesar del acuerdo entre el Vaticano y China sobre nombramientos de obispos, las autoridades chinas continuaron hostigando, deteniendo y torturando a obispos católicos clandestinos, como Cui Tai y Huang Jintong, que se niegan a unirse a la asociación católica respaldada por el estado. También acosaron, detuvieron, arrestaron y encarcelaron a miembros de iglesias en casas protestantes que se niegan a unirse al «Movimiento Patriótico de las Tres Autonomías», sancionado por el estado.

Y esto es debido a que las autoridades chinas ven como amenaza no solo la doctrina de la Iglesia, sino especialmente que la religión invite al “pensamiento libre”.


►La Agencia Central de Noticias de Taiwán informó que el Vaticano y China firmaron el «Acuerdo interino sobre el nombramiento de obispos» en 2018. Aunque el contenido no se ha revelado por completo, el Papa ha confirmado personalmente que el acuerdo le da al Papa la última palabra sobre el nombramiento. de los obispos chinos. Las personas de la Santa Sede que apoyaron el acuerdo dijeron en ese momento que el gobierno comunista chino, que siempre había considerado que el Papa «interfería con el poder de las fuerzas extranjeras»  finalmente reconoció oficialmente el «liderazgo del Papa en la Iglesia católica en China.»

A finales de octubre de 2020, el Vaticano y China anunciaron la renovación del acuerdo en el último minuto. En noviembre, China reveló de inmediato que estaba trabajando en una nueva «Medidas de gestión para el clero religioso», que incluía «El clero debe declarar lealtad al Partido Comunista «y» las religiones chinas son independientes y autoadministradas «, etc.

El 8 de febrero de este año, cuando el Papa Francisco recibió la misión diplomática, afirmó el resultado del diálogo entre el Vaticano y China, pero el PCCh anunció todas las disposiciones de la nueva ley religiosa al día siguiente. El contenido se describió como un claro Violación del acuerdo entre el Vaticano y China. Hay medios de comunicación internacionales. Incluso se lo compara con una «bofetada».

Sin embargo, el informe citó a un académico anónimo que señaló que los directores de la Santa Sede dijeron que para promover la libertad religiosa, los derechos humanos y la democratización en China, todavía están dispuestos a continuar cooperando con el régimen comunista chino a cambio de «mayor espacio para el diálogo».

Fuente: https://www.rfa.org/cantonese/news/va-appoint-03042021035655.html


 Equivale a genocidio según el derecho internacional

El gobierno también continuó demoliendo edificios y cruces de iglesias católicas y protestantes en el marco de su campaña de “sinización de la religión”. Además, hay informes de que las autoridades de China demolieron templos de religión budista, taoísta y popular mahayana. También miles de practicantes de Falun Gong   ( nueva religión o espiritualidad alternativa) fueron acosados y arrestados durante 2020 por practicar su fe, y algunos probablemente murieron debido a abusos y torturas mientras estaban bajo custodia. Informes internacionales creíbles también sugirieron que les sustrajeron sus órganos.

Un diácono católico chino rocía agua bendita a los fieles en la misa del Domingo de Ramos en una iglesia «subterránea» el 9 de abril de 2017, cerca de Shijiazhuang, provincia de Hebei, China. Fotografía: Kevin Fraye

Desde 2017, según los informes del Instituto Australiano de Política Estratégica que identificó 380 centros de detención, concluyó que las autoridades enviaron a millones de musulmanes a estos campamentos por llevar barbas largas, negarse al alcohol o exhibir otros comportamientos considerados signos de “extremismo religioso”. Ex detenidos denunciaron las torturas, violaciones, esterilizaciones ( medidas de control de la natalidad forzadas) y otros abusos bajo custodia.

Los expertos expresaron su preocupación de que las acciones en curso del gobierno chino en Xinjiang podrían equivaler a un genocidio según el derecho internacional. Los informes también destacaron el uso de trabajo forzoso uigur en campos de internamiento y prisión, fábricas y parques industriales en la región. Además, las autoridades siguieron llevando a cabo cierres y destrucción a gran escala de lugares religiosos uigures, incluidas mezquitas y santuarios importantes para la identidad religiosa, étnica y cultural de esa comunidad.

Una iglesia en una casa demolida en Henan, China (3 de junio de 2018)

El gobierno chino continuó con su control y represión generalizados del budismo tibetano. En agosto, en el Séptimo Foro de Trabajo del Tíbet, el secretario general del Partido Comunista Chino (PCCh), Xi Jinping, enfatizó la importancia de sinizar el budismo tibetano para hacerlo compatible con el socialismo chino y movilizar a los tibetanos para “luchar contra el separatismo”.

El presidente chino, Xi Jinping , durante su presencia para la sesión de apertura de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino en Beijing el 4 de marzo de 2021.

Posteriormente, las autoridades locales organizaron seminarios en los monasterios budistas tibetanos para adoctrinar a los monjes y monjas en estas políticas. Impusieron estrictas restricciones a los monasterios y templos, incluido el centro budista Yachen Gar en la provincia de Sichuan, prohibiendo a los fieles ingresar a estos sitios. Las autoridades prohibieron ampliamente a los tibetanos, incluidos estudiantes y trabajadores del gobierno, participar en reuniones religiosas tradicionales, y detuvieron y castigaron a los tibetanos por escuchar las enseñanzas del Dalai Lama o poseer su retrato.

Se informa que China implementó la nueva ley religiosa «Medidas administrativas para el clero religioso» en mayo. El contenido incluye «El clero debe declarar lealtad al Partido Comunista». Sin embargo, la nueva ley no tiene nada que ver con la cuestión de la autorización del Papa que ha atraído la mayor atención del mundo exterior Según el análisis, el contenido del acuerdo Vaticano-China es obviamente violado. (Fuente Fang Dehao)

Los cristianos del municipio de Mabu, condado de Pingyang, provincia de Zhejiang, fueron golpeados por la policía por proteger cruces de iglesias. 2014


Dos Testimonios de mujeres Chinas Cristianas Torturadas

Los malos tratos y el trabajo forzoso durante la custodia de cristianos gravemente enfermos empeoran la situación

( Fuente  https://www.adhrrf.org/news/religious-freedom/212669.html)

1. Testimonio 1 Mujer China Tortuda Ye Wen (Seudónimo)

«Un día de 2014, la policía me arrestó cuando estaba fuera y me descubrieron que tenía un quiste renal durante un examen físico antes de ser enviado al centro de detención”. Ye Wen (un seudónimo), cristiana del Iglesia del Dios Todopoderoso de la provincia de Guangdong, recordó que el médico le dijo a la policía que el quiste en su cuerpo era relativamente grande y peligroso, pero a la policía no le importó en absoluto y la mantuvo en el centro de detención.

«En el centro de detención, nunca han recetado medicamentos para tratar la enfermedad renal. Cualquiera que estafa, secuestras, roba y son criminales y están enfermos pueden ser curados. Solo aquellos que creen en Dios no pueden ser curados, y si no trabajamos bien , nos aumentan el castigo. No hay derechos humanos en absoluto. Ye Wen dijo que la policía la interrogaba todos los días en el centro de detención, la obligaba a vender mensajes de la iglesia y otros cristianos, la obligaba a cantar alabanzas a la patria, aprender a aprender de ella e inculcarle contenido blasfemo.

Mientras estaba bajo custodia, Ye Wen escuchó al director de la prisión decir a otros presos que la tarea principal que les asigna la disciplina del centro de detención es torturar a los que creen en Dios. «Cuando el jefe de la celda se enteró de que tenía un quiste renal grave, me lo puso difícil y me impidió ir al baño. Solo podía solucionarlo una vez al día», dijo Ye Wen.

Para restringirla a orinar y defecar, el jefe de celda estipuló que primero debía pedir permiso para ir al baño. Ye Wen no pudo evitar solicitar al jefe de celda para ir al baño. Todo lo que recibió fue una reprimenda del jefe de celda. Incluso cuando su período menstrual estuvo acompañado de diarrea severa, todavía tenía restricciones para ir ir al baño sólo una vez al día. «A menudo contengo mis extremidades y sudo. En desesperación, solo puedo hacérmelo en los pantalones», dijo enojada.

Para no tener que ir al baño, Ye Wen no se atrevió a comer ni beber más agua. Su cuerpo se debilitó y enfermó. En menos de una semana después de ingresar al centro de detención, perdió peso y perdió el cabello. Parecía una red de pesca negra en el cuerpo.

El jefe de celda también la obligó a realizar mucho trabajo físico bajo las instrucciones de la disciplina. A veces, cuando trabajaba, tenía los pies empapados en una especie de agua de lavado corrosiva durante mucho tiempo, lo que hacía que se pudrieran muy rápidamente, la carne podrida se le pegaba a los zapatos y solo podía caminar con los talones doloridos. El jefe de la celda también hizo arreglos para que ella limpiara la tabla de la cama y las paredes interiores con la rana estándar saltando hacia atrás todos los días. Después de diez días de hacer esto, sus talones comenzaron a pudrirse. «Todavía tengo que completar el entrenamiento de marcha todos los días y trabajo duro juntos. Me duele especialmente cuando los zapatos se separan de la carne de los pies», dijo Ye Wen.

También se le asignó un turno de noche de 2 a 5 de la mañana y, a menudo, la despertaban tan pronto como se quedaba dormida. Durante la noche no podía descansar con normalidad, durante el día debía trabajar, entrenarse militarmente y volver a las normas de supervisión, si fallaba el examen de las normas de supervisión, sería multado dos veces e incluso no se le daría comida. Ye Wen estaba mareada y débil después de haber sido torturada.

Después de ser torturada durante 37 días, perdió más de 30 kilos.

La Iglesia de Dios Todopoderoso es una iglesia cristiana emergente que ha sufrido la persecución más severa por parte del PCCh. Durante su arresto y detención, los cristianos de esta iglesia generalmente sufrieron diversas torturas, abusos y trabajos pesados. Los cristianos que están gravemente enfermos no pueden salvarse , y se les priva de su derecho a buscar tratamiento médico, fue trabajo forzado, e incluso algunos cristianos por falta de tratamiento y muerte .

2. Testimonio 2 Mujer Torturada Zhang Yi (seudónimo)

Zhang Yi (seudónimo), cristiana de la Iglesia de Dios Todopoderoso en la provincia de Liaoning, sufre de diabetes, presión arterial alta y muchas otras enfermedades. Debido a las secuelas de un infarto cerebral agudo, su pierna izquierda y su mano izquierda están restringidas en el movimiento. y le cuesta cuidar de sí misma. Ella creyó en Dios en 2018. Luego después de ser arrestada y detenida, fue sentenciada a dos años de prisión y suspendida por dos años. Mientras estuvo bajo custodia, fue sometida a torturas y trabajos forzados, y la obligaron a dejar de tomar medicamentos.

Mientras estaba bajo custodia, se le pidió a Zhang Yi que se sentara con las piernas cruzadas y la espalda durante 6 horas al día para supervisar las reglas. Esto le provocó dolor y mareos en la columna cervical y aceleró la deformación de su pierna izquierda con un tumor.

Aun así, se requirió que Zhang Yi prensara 500 hojas de papel con un martillo de fondo plano todos los días. Debido al movimiento limitado de su mano izquierda, solo podía hacerlo dos veces con la mano derecha. Después de trabajar todos los días, estaba tan cansada que no podía levantar la cabeza y los brazos, los dedos y las piernas le dolían y no se podían enderezar, y era castigada por soportar el fracaso. Siempre estaba en un estado de alto estrés mental. «A menudo tengo presión arterial alta y nerviosa, y siento un dolor insoportable todas las noches y no puedo conciliar el sueño. A veces estoy tan cansada que ni siquiera puedo subirme a la tabla de kang». Dijo que se desmayó en el inodoro tres veces.

Después de estar detenida durante más de 300 días, se le permitió actuar fuera de la prisión, pero debe presentarse en la comisaria de policía todos los días y someterse a una transformación de lavado de cerebro.

Un año de tortura en prisión hizo que  Zhang Yi no pesará ni 40 kg. Sus funciones físicas se vieron gravemente afectadas, su memoria se redujo significativamente y su vista también se deterioró mucho.


El PCCh arrestó a otros 750 cristianos en 3 meses y fueron torturados para extraer información de la iglesia.

( Fuente: https://www.adhrrf.org/news/religious-freedom/215150.html )

 28 de abril de 2021 

El PCCh continuó reprimiendo y persiguiendo a la Iglesia de Dios Todopoderoso. De enero a marzo de este año, al menos 750 cristianos de la iglesia fueron arrestados en Jiangsu, Henan y Sichuan. La policía torturó a los cristianos para obtener más información sobre la iglesia.

En enero de 2021, la policía arrestó al menos a 123 cristianos de la Iglesia de Dios Todopoderoso en la provincia de Jiangsu, y muchos fueron detenidos en hoteles para torturar confesiones.

Una de las cristianas (mujer) fue arrestada por la policía durante la reunión. Durante el interrogatorio, la policía le pisoteó los dedos de los pies con zapatos de cuero y le golpeó la cara con un pergamino. Para obligarla a confesar información de la iglesia, varios agentes de policía la torturaron «sentándose en una silla» y haciéndole trampa.

La policía tiró de sus brazos hacia atrás, los puso en el respaldo de la silla detrás de ella, y tiró de sus esposas para presionar con fuerza, y luego puso sus talones en el borde de otra silla en el frente, de modo que su cuerpo quedó suspendido 90 grados.

TESTIMONIO

«Sentí que mi brazo estaba a punto de romperse, sudando por todas partes, y no pude evitar gritar». Recordó que fue torturada repetidamente de esta manera, y constantemente la abofeteaban. Después de eso, los dos policías la empujaron hacia los lados, haciéndola gritar de dolor, y los policías también le golpearon las nalgas y los muslos con palos de madera. La tortura le ha hecho entumecer las manos y los pies.

El 14 de enero, 17 cristianos fueron arrestados en la ciudad de Huai’an en solo un día. A las 4 de la tarde de ese mismo día, más de 20 policías irrumpieron en un edificio residencial y detuvieron a 7 cristianos, confiscaron una gran cantidad de donaciones y materiales de la iglesia y los llevaron a un hotel para interrogarlos por separado. Según una cristiana liberada, escuchó los gritos de otros cristianos cuando fueron torturados en el hotel.

El 15 de febrero de este año, durante el Año Nuevo chino, la policía de la ciudad de Zigong, provincia de Sichuan, a través del monitoreo y seguimiento secreto de Skynet, arrestó a más de 50 cristianos CAG en solo un día. Según los informes, los cristianos detenidos fueron obligados a sentarse frente a la pared durante más de 18 horas al día durante su detención y la policía no les permitió quedarse dormidos ni hablar.

Tortura para arrancar confesiones, cristianos intentan morderse la lengua y suicidarse

En octubre de 2020, un cristiano en la provincia de Jiangsu fue arrestado y se negó a dar información sobre la iglesia. Fue privado de sueño durante tres días consecutivos. La policía le sujetó las manos y los pies en los anillos de hierro de dos taburetes de tigre y movió al tigre. taburetes a ambos lados para torturarlo. No pudo soportar la tortura y se mordió la lengua de dolor para suicidarse, cuando la policía se enteró, se llevó una toalla a la boca. Cuando la policía lo vio, él siguió sin dar explicaciones y lo golpeó en la cabeza y la espalda con los puños.


Los Testimonios de la persecución a los Cristianos en China son interminables. Podríamos extender esta publicación de manera casi indefinida, con tantos casos de personas que han explicado los castigos espeluznantes a los que han sido sometidas, no hay imágenes que lo demuestren el gobierno Chino hace lo imposible para eliminar todas las pruebas evidentes y declarar todo lo contrario, quieren desmentir todas las graves violaciones que están cometiendo en el país. Esta es la razón por la que necesitamos apoyar, denunciar y reclamar los derechos a todos los cristianos y demás grupos y minorías religiosas en China.

Nuevo Obispo encarcelado en China. Exige su libertad

Ayúdanos y rellena nuestra petición para que la denuncia sobre su situación llegue al alto comisionado de la ONU para la libertad religiosa, al responsable de la Unión Europea sobre libertad religiosa, así como a nuestro Ministerio de Asuntos Exteriores.