[emailpetition id=»35″]

D. Fernando Sebastián, Arzobispo Emérito de Pamplona, ha sido nombrado Cardenal por el Papa Francisco. La ceremonia de nombramiento será el próximo 22 de febrero en Roma y desde Enraizados queremos felicitarlo.

Queremos aprovechar la ocasión para encomendarle en nuestras oraciones y además ofrecerle nuestro apoyo ante los violentos ataques que ha recibido por sus declaraciones sobre la homosexualidad.

Sebastián habló claro: “Con todos los respetos digo que la homosexualidad es una manera deficiente de manifestar la sexualidad, porque ésta tiene una estructura y un fin, que es el de la procreación, una homosexualidad que no puede alcanzar este fin está fallando”. Y dijo que «Una cosa es manifestar acogida y afecto a una persona homosexual y otra, justificar moralmente el ejercicio de la homosexualidad”. Es decir, no atacó a los homosexuales, sino a la homosexualidad.

Sin embargo, esta intervención ha disgustado tanto a algunos sectores que incluso quieren iniciar acciones legales contra él. Esto es lo que han dicho:

1. María Gámez, portavoz socialista del ayuntamiento de Málaga, quién calificó las palabras de Sebastián como “tesis retrógradas, insultantes, anticonstitucionales».

2. Eugeni Rodríguez, presidente del “Front d’Alliberament Gai de Catalunya” y del Observatorio contra la Homofobia, el cual pretende “abrir diligencias ante unos hechos que generan alarma social, una rectificación pública y la desautorización de la jerarquía eclesiástica”.

3. Nicolás Fernández, presidente de la Asociación Entiende, amenazó con realizar una campaña en redes sociales para “evidenciar la homofobia de la jerarquía eclesiástica”.

4. La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB)  ha dicho que el discurso de Sebastián es “semilla de odio que enciende acciones violentas”. La Presidenta, Boti García Rodrigo, afirma que este tipo de intervenciones “incitan al odio”.

5. José Manuel Vidal, director de Religión Digital, en Periodista Digital afirma: “A mi juicio, sus declaraciones están produciendo un daño enorme a la Iglesia y al Papa que lo eligió para crearlo cardenal. Por eso y aunque no soy nadie para darle consejos, me atrevo a pedir, con todo el respeto y el aprecio que le tengo, que rectifique públicamente. Convoque, cuando antes, una rueda de prensa con un único punto: pedir perdón. Primero a los homosexuales. Después, al Papa y a la Iglesia. (…)se metió usted en el campo de la ciencia, que no es el suyo. Y pontificando, se llevo por delante el respeto a los homosexuales y, además, incitó a la homofobia. Y, por supuesto, entró usted a formar parte del club de monseñor Reig y a solidificar un poco más la imagen homófoba de la jerarquía española. (…)Como bien sabe, ante situaciones como ésta, los jerarcas suelen enrocarse, guardar silencio y esperar que escampe. Usted, como hombre de Iglesia inteligente, puede elegir la otra vía: la de la humildad, la de salir y dar explicaciones, y pedir disculpas y perdón. O incluso mandar una carta al Papa y decirle que renuncia al capelo por su torpeza. Que no lo merece ni lo desea y, como prueba de ello, está dispuesto a renunciar a él. Don Fernando, ya no tiene usted nada que perder. Y la Iglesia tendría mucho que ganar con un gesto así”.

Desde Enraizados te invitamos, además de a darle la enhorabuena, a mostrarle tu apoyo al nuevo Cardenal ante los ataques que está recibiendo, queremos que se sienta y se sepa acogido por sus fieles.