[emailpetition id=»129″]

El programa de “Cine en la Enseñanza” consiste en una serie de películas seleccionadas por Irudi Biziak, una organización vasca que por medio de la proyección de películas de reciente estreno, trata de aportar las pautas necesarias para evitar el inicio en el consumo de sustancias adictivas. Está dirigido al alumnado y profesorado de 4º de la ESO, Bachillerato, Ciclos Formativos y Formación Profesional Básica de centros escolares en varios lugares de España.

Sin embargo, comprobando las películas seleccionadas a lo largo de los años, puede constatarse que muchas de las películas no solo no tratan sobre adicciones, sino que poseen contenidos que contradicen la moral católica.

Firma ahora para que los colegios católicos sean coherentes y no participen en este programa.

Año tras año, muchos alumnos de colegios e institutos han visto demasiadas películas con burlas al catolicismo, lenguaje soez y blasfemo, escenas de sexo explícito, promoción de la pornografía, etc. Características que hacen que el programa sea incompatible con los centros escolares de ideario católico.

Algunos ejemplos de las películas programadas: “LOL”, “NEDS”, “Nunca me abandones”…

Lamentablemente, constatamos que hay demasiados centros católicos que participan en el programa en Cantabria.

Por eso, firma para que los centros escolares católicos no participen en el programa de “Cine en la enseñanza”.

Tu firma llegará a colegios e institutos de ideario católico de Cantabria cuyos profesores están apuntados al curso de aplicación del Programa “Cine en la Enseñanza:

–          Centro Social Buenavista.

–           Colegio San Antonio.

–           Colegio Agustunos

–           Colegio Escolapios Villacarriedo.

–           Colegio Nuestra Señora de la Paz de Torrelavega.

–           Colegio Santa María Micaela.

–           Colegio Sagrada Familia.

–           Colegio Kostka (Jesuitas).

–           Colegio Sagrado Corazón-Esclavas.

Es claro que el cine es una herramienta educativa de indudable valor, pero ello bajo el supuesto de una buena selección de películas. Así, la promoción de valores, de una vida saludable, libre de drogodependencias, etc., puede lograrse fácilmente con un buen catálogo de cine. Y los colegios e institutos tienen autonomía suficiente para hacerse con un buen catálogo, sin necesidad de someterse a los dictados de ninguna organización.

Es importante destacar que la participación de los centros escolares en el programa de “Cine en la enseñanza” es completamente voluntaria.

Firma ahora: ¿Películas blasfema y con sexo explícito en colegios católicos? No, gracias

Muchas gracias. Recibe un fuerte abrazo,

José Castro Velarde y el equipo de voluntarios de Enraizados

P.D: Es extremadamente importante que los padres sepamos qué actividades están desarrollando nuestros hijos en los colegios. No por llevarles a colegios católicos podemos quedarnos de brazos cruzados pensando que todo lo que les enseñarán está de acuerdo con la moral cristiana. Para muestra, este programa. Firma ahora, te llevará un minuto.