[emailpetition id=»124″] La Conferencia Episcopal Española ha remarcado que se trata de una “desamortización encubierta”, y así parece.

El Gobierno de Pedro Sánchez quiere recuperar bienes inmuebles que la Iglesia Católica inscribió a su nombre, pues es quien los utiliza, y que el Ejecutivo piensa que deben ser de dominio público.

Una muestra más del anticlericalismo del Gobierno.

Volvemos a la época de Mendizábal.

Pide respeto para la Iglesia ante la desamortización encubierta

Tu firma llegará al Ministerio de Justicia.

Quieren apropiarse, por ejemplo, de la Seo de Zaragoza o la Mezquita-Catedral de Córdoba, por nombrar algunos de los templos más significativos.

Como ha afirmado el portavoz de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, esta nueva decisión del gobierno “puede ir en detrimento de la acción social de la Iglesia. Hay un derecho a la propiedad, y puede ser sujeto de ese derecho una persona individual o entes colectivos”, como es la Iglesia.

Firma ahora para que se respete las propiedades de la Iglesia Católica

Es un ataque a los católicos.

Pero es un ataque que perjudica a toda la sociedad también.

¿Ellos no van a los templos en celebraciones como bodas, bautizos, comuniones…?

¿Quién mantiene el enorme patrimonio cultural religioso si no es la Iglesia?

¿Creen que la Mezquita de Córdoba se hubiera mantenido en pie si no hubiera sido porque se construyó allí la Catedral?

¿Quién cuida a millones de enfermos, da de comer a personas sin recursos, educa a millones de niños, ayuda a personas desfavorecidas y marginadas?

La Iglesia.

Firma ahora. Te llevará un minuto.